Emiten recomendaciones para evitar estafas de inmigración

La Administración Cuomo está empeñada en combatir la proliferación de casos de engaños a indocumentados
Emiten recomendaciones para evitar estafas de inmigración
Muchos inmigrantes han sido deportados a causa de haber caído en manos de falsos proveedores de servicios de inmigración.

NUEVA YORK.- En respuesta a las políticas federales antiinmigrantes, el número de estafas que involucran personas que ofrecen servicios legales no calificados, los engaños con procesos de la “visa de 10 años” inexistente, así como de falsos agentes de migración, la Oficina del Estado de Nueva York para Nuevos Americanos y la División de Protección al Consumidor, emitieron una advertencia y recomendaciones para evitar ser víctimas de inescrupulosos.

“Durante este momento crítico en que los inmigrantes son atacados por el gobierno federal, los neoyorquinos deben unirse para frustrar a los oportunistas que buscan capitalizar la situación de quienes buscan la ciudadanía”, dijo la Secretaria de Estado de Nueva York, Rossana Rosado, quien supervisa la Oficina de Estado de Nueva York para Nuevos Americanos (ONA) y la División de Protección al Consumidor (DCP) del estado.

De acuerdo a Rosado, estos actos de fraude no solo roban su dinero a los neoyorquinos trabajadores; desmoralizan a los inmigrantes de perseguir sus sueños estadounidenses y, con demasiada frecuencia, los anulan por completo.

La secretaria de Estado dijo que está alertando a los inmigrantes que viven en el estado de Nueva York sobre posibles estafas y prácticas fraudulentas que tienen lugar dentro del sistema legal de inmigración, donde los residentes desprevenidos que buscan la ciudadanía son víctimas. Los actos fraudulentos, incluyen ofertas de procesos de visas inexistentes y servicios legales costosos pero no calificados, a menudo se dirigen a los nuevos estadounidenses con un dominio limitado del inglés.

Rosado agregó que la DCP y ONA continúan recibiendo informes de estafadores que intentan aprovecharse de los inmigrantes. La forma de estafa más común es a través de la “visa de 10 años”, la cual no existe.

La funcionaria explicó que si un abogado anuncia un camino hacia la residencia legal permanente con una “visa de 10 años”, está promoviendo un proceso de dos pasos que generalmente involucra una solicitud de asilo sin mérito, que probablemente pondría al inmigrante en un proceso de deportación y un proceso conocido como “Cancelación de la remoción”.

La “cancelación de la remoción”puede permitir que los inmigrantes indocumentados que se encuentran en proceso de remoción obtengan una tarjeta verde si cumplen con ciertos criterios:

Si continuó viviendo en los Estados Unidos por un mínimo de 10 años antes del inicio de los procedimientos de inmigración.

No tener antecedentes penales

Si tiene una Green Card o un cónyuge, padre o hijo de Estados Unidos que sufriría dificultades excepcionales o extremadamente inusuales si el inmigrante indocumentado fuera deportado del país.

Sin embargo, el proceso de “Cancelación de la remoción ” es altamente riesgoso y extremadamente difícil de ganar. Un estafador que pretende representar los mejores intereses del individuo en tal situación no puede informarle que simplemente apareciendo en un proceso de expulsión, el individuo corre el riesgo de ser deportado si pierde. Los jueces de inmigración tienen la única discreción de otorgar “Cancelación de remoción”, independientemente de si un inmigrante en proceso de remoción cumple con los requisitos legales.

Fraude del notario público: en muchos países de habla hispana, un notario público es un abogado. En el estado de Nueva York, los notarios pueden certificar identidades y firmas, pero no pueden representar a una persona ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS), en la corte de inmigración, ni brindar asesoramiento legal. Si un notario público ofrece representar a una persona en un procedimiento de inmigración, es un intento de estafa, se advirtió.

Proveedores de servicios de inmigración: si un proveedor de servicios de inmigración se ofrece para ayudar a una persona a obtener permisos u otros servicios de manera rápida y por tarifas elevadas, los consumidores deben tener cuidado. Los proveedores de servicios de inmigración pueden ayudar con los servicios administrativos, como completar formularios de inmigración o traducir documentos. Sin embargo, las leyes del estado de Nueva York prohíben que los proveedores de servicios de inmigración brinden asesoramiento legal, amenacen con reportar a un individuo, prometan favores especiales o cobren una tarifa de referencia por localizar a alguien calificado para ayudar o representar a un individuo.

Falsos agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE): Se han reportado casos en que agentes de ICE falsos se acercan a una persona y exigen dinero para evitar la deportación. Los agentes oficiales de ICE nunca pedirán dinero ni amenazarán con la detención o la deportación si una persona no les paga.

Sitios web falsos de USCIS: Se debe verificar el uso de cualquier sitio web que mencione estar afiliado con USCIS. Los sitios fraudulentos que pretenden ser proveedores de servicios oficiales del gobierno a menudo cobran tarifas por los formularios que están disponibles de forma gratuita a través de los sitios web oficiales del gobierno. La forma más fácil de verificar el sitio es verificar si la dirección incluye “.gov”, ya que solo los sitios web oficiales de Estados Unidos y del gobierno estatal pueden usar “.gov”.

Si exigen dinero en efectivo para servicios que nunca se prestan: estas estafas involucran a proveedores de servicios que prometen realizar servicios a cambio de dinero en efectivo, y luego nunca hacen el trabajo una vez que se ha realizado el pago. Esta estafa se ve agravada por el hecho de que muchos inmigrantes, especialmente los inmigrantes indocumentados, a menudo no tienen acceso a cuentas bancarias y pagan en efectivo sin obtener un recibo.

ONA y DCP ayudan a los inmigrantes a no ser víctimas de estafas a través de los siguientes esfuerzos:

Línea directa de ONA 1-800-536-7636: la línea directa gratuita está disponible de lunes a viernes de 9 a.m. a 8 p.m. y puede ayudar a los nuevos estadounidenses en más de 200 idiomas. Los expertos de la línea directa ayudan a los inmigrantes elegibles a conectarse con un equipo de abogados de inmigración con experiencia a través del Proyecto de Defensa de la Libertad, que brinda consultas gratuitas sobre la ley de inmigración a los recién llegados y asistencia legal técnica a los proveedores de servicios para inmigrantes en todo el estado de Nueva York.

Línea de ayuda al consumidor de DCP 1-800-697-1220: La línea de ayuda al consumidor de DCP ofrece asistencia directa y segura para cualquier neoyorquino, independientemente de su estatus migratorio, que crea que ha recibido un trato injusto en el mercado.

Asociándose con la aplicación de la ley: ONA y DCP trabajan con entidades encargadas de hacer cumplir la ley para combatir a los estafadores que se aprovechan de los neoyorquinos que buscan ajustar su estatus de inmigración mediante el cobro de tarifas exorbitantes o la práctica no autorizada de la ley.

Asistencia a los neoyorquinos sin ciudadanía: el estado de Nueva York ayuda a los inmigrantes a identificar y recopilar los documentos necesarios para demostrar la elegibilidad para el ajuste de estatus migratorio al asociarse con los Consulados Generales de las naciones que representan a los inmigrantes del estado.

Trabajando con otras agencias y organizaciones sin fines de lucro: ONA y DCP continúan trabajando con otras entidades gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro, incluyendo Catholic Charities, para impulsar una campaña de medios multilingüe para asegurar que los neoyorquinos tengan información actualizada y precisa sobre cambios en políticas federales de inmigración.