Lío de faldas en asesinato de futbolista brasileño al que le extirparon los genitales

Principal sospechoso dice que lo encontró en la cama encima de su esposa

Daniel Correa Freitas jugaba en el Sao Paulo FC
Daniel Correa Freitas jugaba en el Sao Paulo FC
Foto: Sao Paulo FC

Tres personas fueron detenidas por el asesinato del futbolista brasileño Daniel Correa Freitas, de 24 años, a quien decapitaron y le extirparon los genitales.

El empresario Edson Brittes Júnior, su esposa Cristiana, y la hija de ambos, Allana, de 18 años, quien invitó al centrocampista a su fiesta de cumpleaños en la localidad de Sao José dos Pinhais, en la ciudad de Curitiba, fueron arrestados.

En una rueda de prensa esta semana, el comisario Amadeu Trevisan dijo que las autoridades buscan a otros tres sospechosos por su supuesta participación en el asesinato del jugador del Sao Paulo.

Detalles preliminares de la pesquisa apuntan a que el jugador “habría sido sorprendido en la cama” con la mujer de Brittes. Como venganza, le dieron una paliza y, luego, lo trasladaron en el maletero de un coche a una vivienda cercana. Allí le “cortaron el cuello y le extirparon los órganos genitales”, detalló Trevisan.

Correa, que jugaba en calidad de cedido en el club Sao Bento de la segunda división brasileña, había llegado el viernes de la semana pasada a Curitiba para asistir a la fiesta de cumpleaños, que duró hasta la madrugada.

Edson Brittes Júnior y su esposa Cristiana, ambos detenidos por el crimen del futbolista.

Cuando el evento acabó, todos se fueron a la residencia de los hoy detenidos en Sao José dos Pinhais donde se habría reportado la escena que enloqueció a Brittes.

La defensa del empresario argumentó que el futbolista había intentado violar a su esposa.

Cuando abro la puerta, estaba encima de mi esposa mientras ella pedía auxilio. Lo que hice fue lo que haría cualquier hombre, porque la mujer que estaba allí no era mi esposa. Eran todas las mujeres de Brasil.Podía ser su hija, su hermana, su madres, su esposa. En ese momento era mi esposa, Cris, con la que llevo casado 20 años. La mujer a la que he dedicado mi vida, que siempre me amó y respetó”, dijo Brittes en un video difundido en un canal de televisión.

La hija secundó la versión de su padre.

“Estábamos en la zona de la fiesta y subí a la habitación para irme a dormir con una amiga. Unos segundos después empezamos a escuchar gritos. Cuando abrimos la puerta estaba encima de mi madre intentando violarla. Todo el mundo quería atacarle porque mi madre gritaba y el no decía nada.Le conocí hace menos de un año pero no tuve relación con él”