Menos oportunidades para los empleos de clase media

El ritmo de crecimiento de ocupaciones de salarios medios será menor que las de quienes cobran cheques muy bajos o los más altos
Menos oportunidades para los empleos de clase media
Muchas ocupaciones bien remuneradas están desapareciendo o son robotizadas./Shutterstock
Foto: Shutterstock

El desempleo es bajo. Apenas afecta al 3.7% de quienes no trabajan y buscan ocupación activamente. Como es tan bajo, más personas se están animando a buscar una oportunidad de trabajo. Pero llegan a un mercado en el que las ofertas de empleo están cada vez más polarizadas, es decir hay más posibilidades de ser contratado en trabajos de altas cualificaciones y elevado salario o de baja cualificación y bajos salarios.

Las oportunidades para personas con cualificaciones medias, los empleados de cuello blanco, administrativos, de producción de cuello azul, artísticos, etc, es decir los que alimentan las filas de la clase media, están a la baja. No es una tendencia nueva porque ya, David Autor, un profesor del MIT, hizo un estudio sobre ello en 2010.

Ahora se agudiza, según percibe la plataforma de empleo CareerBuilder.

De acuerdo con esta empresa, el crecimiento de “trabajos de altos y bajos salarios está eclipsando el de los empleos de ingresos medios por un margen significativo”. CareerBuilder ha estudiado tendencias recientes y actuales y espera que se creen 8,3 millones de empleos entre 2018 y 2023 pero solo el 25% estarán en la categoría de ingresos medios.

Peor aún, se espera que a pesar de ese crecimiento neto haya pérdidas de algunos trabajos y sean los trabajadores en esa banda de ingresos los que más los sufran.

Las cifras de esta empresa apuntan a que los trabajos de altos y bajos salarios crecerán a un ritmo del 5.71% y 5.69% respectivamente mientras que los que se desempeñan a cambio de cheques de cantidades medias, lo harán al 3.83%.

Además se espera que haya 121 ocupaciones que experimenten una rebaja de ofertas de empleo hasta 2023 y 75 de ellas son de salarios medios. Lo mejor del mercado de trabajo estará reservado para las ocupaciones relacionadas con el llamado STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Definir qué es clase media es bastante complejo, local y controvertido. Las cifras de ingresos en Nueva York o Los Ángeles son distintas que para los vecinos de Columbus (Ohio) o Atlanta (Georgia) porque la vida es mucho más cara en las dos primeras ciudades y se puede hacer mucho menos con un dólar que en las otras dos.

Para encontrar el punto de equilibrio a nivel nacional CareerBuilder ha definido a los trabajos de bajos ingresos a aquellos que pagan $14.17 la hora, los de ingresos medios a aquellos de $14.18 a $23.59 y los de trabajos de alta remuneración a los que pagan a partir de $23.60.

En la clasificación de los ingresos medios la parte baja con $14.18 a la hora en jornadas de ocho horas cinco días a la semana una familia de cuatro personas con un único ingreso está casi al borde del umbral de la pobreza.

Lo preocupante de esta cuestión es que la clase media y las pequeñas y medianas empresas son la columna vertebral de una economía saneada y sin estos dos elementos se complica la coyuntura  y las expectativas sociales de los países.

 

Una posición incómoda

La clase media es esencial. Cuando esta creció tras superarse la Gran Depresión también lo hizo durante décadas la economía estadounidense. Su estancamiento y debilitamiento no es buena para el país.

Y se está estancando porque según el instituto de estudios Brookings sus ingresos están creciendo a menor ritmo que los de los que ingresan mucho y poco y la nueva reforma fiscal no ayuda a su posición.

Una de las cosas que les afecta es el aumento de los costos de sanidad que salen de su bolsillo o de empleadores que no pueden dedicar más dinero a eso y, además a salarios. Adicionalmente, el declive de las manufacturas y la automatización ha arrasado muchos de estos empleos. La disminución del poder e influencia de los sindicatos ha impedido mejorar las retribuciones desde hace décadas de una forma significativa en una economía en la que crecen las dificultades y el centro económico se reducce.