El antídoto para la nostalgia

Brands Of es una plataforma de venta en la Red desde Puerto Rico, México y República Dominicana creada por los boricuas Néstor y Alan Taveras.

Alan y Nestor Tavares, fundadores de la plataforma de venta en la red de productos latinos desde origen Brands Of./Cortesía
Alan y Nestor Tavares, fundadores de la plataforma de venta en la red de productos latinos desde origen Brands Of./Cortesía
Foto: El Diario

Néstor y Alan Taveras dejaron su Puerto Rico natal para estudiar. Nestor, de 35 años, fue a Boston University y Alan, de 31, a la Universidad de Palermo en Argentina. Hijos de dominicano y puertorriqueña, estos dos hermanos dicen que su madre les mandaba productos de la isla, “porque uno lleva esa sazón de casa y esa experiencia en el corazón. Sentíamos nostalgia”.

Aliviar este sentimiento que ellos experimentaron a través del comercio electrónico es ahora su empresa.

De vuelta a Puerto Rico, donde crearon juntos un negocio de publicidad y mercadotecnia digital, siguieron pensando en lo que echan de menos quienes dejan su tierra. Cuando explotó la crisis de los bonos en la isla, que terminó en la bancarrota, y se disparó la emigración de puertorriqueños decidieron atender a ese sentimiento de millones de personas y acercarles los productos y las marcas “con las que han crecido y aman”, explica Alan.

Y pusieron en marcha Brands of Puerto Rico, un mercado en la red que funciona, además, como una herramienta de desarrollo económico “ya que quienes están fuera  pueden comprar directamente a pequeñas y medianas empresas de su país lo que es una inyección de capital nuevo a estos productores”, cuenta Alan Taveras.

Los hermanos Taveras empezaron su negocio con la plataforma de su Puerto Rico natal./Cortesía.

Néstor recuerda que la diáspora “achicó el mercado local de empresarios y emprendedores de la isla”. Y en ese sentido, su hermano apunta a que siempre han buscando “consumidores conscientes” que apoyen con su compra a los comerciantes de sus países.

Entre los negocios que participan en esta plataforma hay artesanos, microproductores, pequeñas y medianas empresas con las que trabajan para llevar a los clientes donde estén en EE UU un producto de calidad que cumpla con las regulaciones. Desde polvorones de guava, mermeladas, salsas, joyas, camisetas, jabones hasta artesanía. En este sentido, dicen que las empresas de logística y transporte como UPS y DHL les han ayudado mucho en esta tarea.

Los hermanos Taveras pusieron en marcha esta plataforma de vendedores con el dinero de su empresa y ahorros propios. En 2016 ya había tomado la fuerza suficiente como para pensar en expandir el proyecto. Tenían más de 100 vendedores en la plataforma y dieron el salto para ampliarla. Cerraron la agencia y se centraron en crear un holding Brands Of con la idea de ir sumando países y productos a la lista. República Dominicana, Nicaragua y México .

“Teníamos un crecimiento notable en usuarios, ventas, clientes y el mercado de Puerto Rico estaba madurando”, explica Nestor. Las recomendaciones de los usuarios, las historias de los comerciantes de la plataforma que llegaban a los diarios locales daban a conocer esta plataforma de ventas que también hace publicidad en medios digitales.

Y entonces llegó el huracán María con toda su destrucción.

“Fue un reto muy grande”, recuerda Néstor que es el presidente de la empresa. “Perdimos el 60% de los comerciantes, algunos se fueron otros cerraron. Perdimos nuestra oficina”. Pero con las empresas que tenían inventarios pudieron salir adelante, de hecho, se hizo lo posible por cubrir las órdenes y “pudimos cubrir el 95% de las que se hicieron, se pudieron hacer entregas y los consumidores eran muy conscientes de las dificultades”.

Alan, que es el CMO (chief marketing officer), explica que aunque la crisis se agudizó “los puertorriqueños fuera de la isla nos apoyaron más. Vimos un incremento en el interés y fue un reto del que nos graduamos”, cuenta.

Ahora tienen 83 negocios vendiendo en su plataforma de Puerto Rico pero gracias a un equipo que ya forman 12 personas han podido abrir en México, que es un mercado muy importante, República Dominicana y Nicaragua aunque en este país y por la violenta situación política que existe en este momento no hay actividad.

En 2019 quieren abrir Brands of La Frontera (de México y EEUU) y Brands of Colombia.

Su modelo de negocios pasa por una fuente de ingresos que llega de un porcentaje de las transacciones, que se negocia con el comerciante y de ventas de planes de publicidad. Aunque hay muchos puntos de venta de productos latinos en EEUU los hermanos Taveras dicen que a los consumidores les gusta que el producto llegue de un punto de origen y de hecho apuntan a que están vendiendo muchos churros de México, un producto que se hace en EEUU en California y Nuevo México.

En el futuro se quieren ver como un referente comercial de empresas latinoamericanas en EEUU. “No solo vendemos producto, vendemos culturas”, dice Alan.

Para ayudar en ese salto en una empresa que aún es joven para tener ganancias, han completado varias rondas de inversión de capital semilla. Además, han contado con un “inversor ángel” y con todo ello han conseguido un financiamiento de $1,250,000.

Ahora esperan tener todo preparado para hacer frente a la gran temporada de fin de año que empieza en apenas semanas y hasta el día de Reyes. Esperan conseguir el 70% de los ingresos de este año y seguir hacia adelante con la mirada en otros países cuyo mercado quieren abrir.

Néstor Taveras dice que una de las cosas que más les gusta de su empresa es que han tenido la oportunidad “de conocer el talento de muchos latinos y ver la resistencia con la que luchan contra la adversidad. Y eso es contagioso. Nos alimentamos de las historias de esos empresarios”.

“En Puerto Rico se importan muchas cosas pero aquí se produce mucho y nos hace falta dar un empuje a los empresarios”, afirma Alan.

Reparto de papeles

Los hermanos Taveras se llevan bien. Bromean diciendo que se pelean como buenos hermanos pero lo bueno de trabajar juntos es que se hablan sin filtros y se entienden bien.

Al principio los dos hacían de todo pero según explica Alan son muy diferentes y se repartieron los cargos sabiendo cuáles eran las fortalezas de cada uno. “Néstor es más analítico y administrativo”, dice Alan, “yo estoy más acostumbrado al trato con la gente”. Diferencias aparte, el mayor asegura que aprenden “el uno del otro”.