¡No te quedes congelado como el pavo este Thanksgiving!

Autoridades de Salud neoyorquinas piden tomar precauciones para evitar sufrir de hipotermia por las bajas temperaturas, una condición médica que puede ser mortal
¡No te quedes congelado como el pavo este Thanksgiving!
El intenso frío este día de Thanksgiving representa un alto riesgo y un peligro para la salud de aquellos neoyorquinos que deben por cualquier razón caminar por las calles de la Gran Manzana.
Foto: Archivo

Este jueves, Día de Acción de Gracias, debes evitar quedarte totalmente congelado, así como se encontraba el pavo de la cena de Thanksgiving antes de meterlo al horno. Es que, más allá de cualquier broma, el frío intenso que sentiremos ese día puede causarte una condición médica conocida como hipotermia (pérdida de la temperatura corporal) y quemaduras en la piel. Esto puede ser mortal, especialmente entre las personas ancianas y niños muy pequeños.

Por esta razón, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH) emitió un alerta urgiendo a los ciudadanos a tomen medidas de precaución adicionales y se preparen para recibir la ola frío extremo que hará sentir el termómetro en temperaturas bajo cero en las próximas 24 horas.

Para este jueves, el Servicio Nacional de Meteorología Nacional ha pronosticado una temperatura máxima de 29 grados Fahrenheit (-1.6 Celsius) y una mínima de 22°F (-5.5°C), aunque en la noche podría bajar hasta los 18°F (-7.7°C) debido a las ráfagas de viento.

Este clima, además de representar un récord histórico para la ciudad de Nueva York –no se habían visto temperaturas tan bajas en un día de Thanksgiving desde 1870-, también representan un alto riesgo y un peligro para la salud de aquellos neoyorquinos que deben por cualquier razón caminar por las calles de la Gran Manzana.

“Se espera que el clima de este Día de Acción de Gracias sea frígido y potencialmente muy peligroso”, dijo la comisionada de Salud interina, la doctora Oxiris Barbot.

“Mientras que todos están en riesgo de hipotermia, ciertos individuos tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones, enfermedades o la muerte, como aquellos que no tienen hogar y los que beben mucho (alcohol) o usan drogas y quedan incapacitados al aire libre. Procure abrigarse si está planeando asistir al desfile, y si usted o un ser querido tiene los síntomas de hipotermia, como escalofríos intensos o mareos, busque atención médica, llame al 911”, agregó Barbot.

Por ello, para evitar hipotermia y otros peligros de salud asociados a la congelación, las personas deben tomar precauciones adicionales. Para protegerse, puede seguir las siguientes recomendaciones de la Cruz Roja Americana y el Departamento de Salud de Nueva York:

  • Colóquese varias capas de ropa antes de salir al exterior, como suéteres, abrigos gruesos y ropa interior de invierno. Esto protegerá adecuadamente al cuerpo.
  • Se recomienda usar abrigos de cuello de tortuga, bufanda, guantes, protección para la cara, medias gruesas y botas a prueba de agua. Lo más importante es el gorro, porque el 30% del calor corporal se pierde por la cabeza.
  • Si la ropa se moja debe cambiarla de inmediato por prendas de vestir secas.
  • Consuma bebidas y líquidos calientes como sidras, sopas y caldos, que llenen al cuerpo de nutrientes y energía y lo mantengan caliente.
  • No tome bebidas alcohólicas y con cafeína. Le pueden producir deshidratación y esto hace al cuerpo más susceptible al frío e hipotermia.
  • Las mascotas también pueden ser afectadas, por ello, debe protegerlas con ropas y abrigos especiales antes de sacarlas al exterior.

Recuerde, si usted no tiene calefacción nunca debe usar una estufa de gas para calentar su casa. Tampoco use parrillas de kerosene, carbón, gas, o un generador eléctrico en el interior de la casa. Esto puede causar incendios.

Cómo ayudar a una víctima de hipotermia

  • Si usted sospecha que alguien está sufriendo de hipotermia, sobre todo si aparecen síntomas de confusión o alteraciones mentales, debe llamar de inmediato al número de emergencias 911.
  • Si la víctima se encuentra inconsciente, hay que comprobar si está respirando. Si no respira, comience a darle rehabilitación cardiopulmonar (CPR) de inmediato y pida a alguien que llame al 911.
  • Debe proteger a la víctima del frío y aislarla del viento. Llévela a un lugar con temperatura caliente y cúbrala con mantas o ropas. Tápele la cabeza y el cuello ya que son zonas con gran pérdida de calor.
  • Si consigue llevar a la víctima a un lugar cubierto, quítele las ropas húmedas para reemplazarlas por prendas secas. En caso de seguir a la intemperie, no le quite la ropa. Intente darle calor para que la ropa húmeda se enfríe lo menos posible.
  • Hay zonas del cuerpo que mantienen mejor el calor, como el cuello, las ingles, las axilas y ambos lados del torso. Para calentar a la víctima debe aplicar compresas tibias en estas regiones.
  • Si es necesario, utilice el propio cuerpo del reanimador.
  • En caso de que la víctima esté consciente, despierta y pueda tragar con facilidad, es recomendable que beba líquidos dulces y calientes, sin alcohol, para estimular el recalentamiento.
  • Permanezca junto a la persona hasta que llegue el soporte médico.
  • No deje que la persona se duerma.