General Motors anuncia el cierre de fábricas y miles de despidos

La empresa recorta en productos que considera que decaerán para apostar por vehículos eléctricos y autónomos
General Motors anuncia el cierre de fábricas y miles de despidos
GM cerrará 7 factorías en todo el mundo. EFE/ Jeff Kowalsky
Foto: Efe

General Motors va a despedir a unos 14,000 trabajadores en EEUU, algo más de 8,000 dejarán las oficinas en las que trabajan y casi 6,600 harán lo mismo en cinco de las fábricas que se cerrarán en Norteamérica. En ellas se ensamblan transmisiones y sedans, unos autos para los que la demanda es cada vez menor.

Entre ellos está el Chevy Volt, un híbrido de gasolina y eléctrico que durante años ha sido considerado como uno de los carros que abría el camino del futuro de la empresa.

Las fábricas que GM dice que serán “no localizadas” en 2019 son la de Detroit-Hamtramck, la de Lordstown en Warren (Ohio) además de las de operaciones de Baltimore en Maryland y la de transmisiones en Warren (Michigan). Otra planta, Oshawa en Canadá, tendrá el mismo destino. Ayer, los trabajadores salieron de sus puestos en esta fábrica, en la que trabajan 3,000 personas, para protestar la decisión.

Algunos de los trabajadores podrían ser desplazados a otras factorías, algo que GM negociará con los sindicatos. En total está afectada aproximadamente el 15% de la plantilla de una empresa que tuvo que ser rescatada de la bancarrota con ayuda del Gobierno y que en el último trimestre se anotó unos beneficios operativos trimestrales de $3,200 millones (un 25% más que en el mismo trimestre del año anterior). Sus ventas sumaron casi $36,000 millones.

El mismo día que se anunciaron estas cifras a finales de octubre se confirmó que la empresa había ofrecido paquetes de compensación a trabajadores de cuello blanco que se dieran de baja voluntariamente y que ya tuvieran 12 años como mínimo de servicio en la empresa. El hecho de que haya más despidos entre estos trabajadores permite especular con que no hubo suficientes voluntarios.

La presidenta de la empresa, Mary Barra, dijo el lunes que no se anticipan peores tiempos sino que la empresa está actuando para ser más ágil, más fuerte y con más ganancias mientras tenemos más flexibilidad para invertir en el futuro”.

De hecho, la mayor parte de los cambios no solo afectan a la producción de sedanes (algo que también está haciendo Ford) sino también a los motores tradicionales de combustión interna. El futuro pasa por el auto eléctrico y autónomo. “Los recursos que se destinarán a programas de vehículos eléctricos y auntónomos se duplicarán en los próximos dos años”. En en ese momento que se vislumbra no todo es energéticamente “verde” ya que se mantiene la apuesta por los SUV y camionetas.

GM se prepara para este futuro ahorrando con estos recortes $6,000 millones hasta finales del año que viene. La presidenta de la automotriz explicó que aún se están contratado a personas con experiencia en nuevas tecnologías.

No obstante el costo de rebajar su plantilla rondará los $3,000 – $3,800 millones.

La automotriz ha revelado, adicionalmente, que cerrará una planta en Corea del Sur y otras dos que no están en Norteamérica pero no ha revelado dónde.

En una comparecencia con periodistas, Barra dijo que las tarifas al acero y aluminio impuestas por EEUU a sus importadores han afectado negativamente a la empresa pero no es por ello por lo que se hacen estos cambios sino por alinear la cartera de productos con los que prevé que se demanden en el futuro. La presidenta explicó que aún se están contratado a personas con experiencia en nuevas tecnologías.

El presidente Donald Trump mostró el lunes su enfado con los planes de GM ya que los cierres de las factorías llegan a una zona del Midwest donde residen muchos de sus votantes. Trump dijo que había hablado con Barra el domingo y con lenguaje duro le había pedido que mantuviera Lordstown abierta y que dejara de producir en China. El presidente dijo que estaba muy contrariado y manifestó que esperaba que la empresa hiciera inversiones en esa zona.

De acuerdo con la consultora Challenger, Gray & Christmas, el anuncio duplicará el número de empleos recortados que la industria automotriz ha comunicado en 2018. Hasta ahora este sector habían presentado planes para reducir 14,489 trabajadores de sus plantillas. Este es el séptimo mayor anuncio de despidos en una automotriz desde 2001, de acuerdo a los datos de esta firma.

Según Andrew Challenger, vicepresidente de esta consultora, el anuncio de GM está en línea con lo que otras empresas están haciendo debido a la irrupción de nuevas tecnologías: “Hemos visto anuncios importantes anuncios por parte de empresas e las industrias financieras y tecnológicas este año porque están respondiento a los cambos en la actividad de consumidores”.

“Estos anuncios de gran escala no responden a un empeoramiento, aunque éste podría estar en el horizonte, sino a un reposicionamiento de las empresas que están apoyándose en una economía que funciona para crecer”, profundiza Challenger.