¿Tiene deudas? La solución está en otra tarjeta de crédito

Las transferencias de balances son más atractivas ahora que suben las tasas de interés
¿Tiene deudas? La solución está en otra tarjeta de crédito
Como media, las tarjetas están cobrando un 1711% de APR./ J. Emilio Flores/La Opinion
Foto: (Archivo/La Opinión)

Si tiene balances en sus tarjetas de crédito estará notando cómo la subida de las tasas de interés están complicándole unos pagos cada vez más caros. Hay dos soluciones a ese problema. La primera es pagar el balance de una vez, algo que suele ser complicado.

La segunda solución es obtener otra tarjeta.

No se trata de cualquier tarjeta sino una que ofrezca un 0% de interés para las trasferencias de balances, una tasa que se mantiene durante meses para permitir pagar con cierta tranquilidad algo que se haya salido del presupuesto. Es una manera de ahorrar muchos cientos de dólares.

Ted Rossman, analista de CreditCards.com explica que la progresiva subida de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal han encarecido los balances de las tarjetas. Como media están cobrando un 17.11%, un porcentaje que no se veía desde los años ochenta y que seguramente va a elevarse más, según cuenta este experto ya que se esperan más alzas por parte de la Fed. La siguiente, en diciembre.

“Eso significa que por cada $1,000 en el balance cada año se pagan $170 en intereses”, calcula.

Y se estima que un 52% de quienes tienen tarjetas de crédito ha tenido balances en el último año, incluso un tercio de quienes tienen tarjetas ha debido más de $5,000 en algún momento.

A pesar de ello, solo un 37% de quienes deben dinero han pedido una tarjeta con tasa del 0% a la cual hacer una transferencia de este balance. Esta es una operación mediante la cual simplemente se pasa lo que se debe en una tarjeta a otra.

Estas tasas del 0% suelen ser introductorias aunque algunos emisores las repiten para algunos de sus clientes y pueden renovar la oferta cada cierto tiempo. “Son una tremenda ayuda porque ayudan a extender pagos sin costo”, explica Rossman.

El 82% de las personas que solicitan estas tarjetas suelen obtenerlas. Rossman dice que con “una buena puntuación de crédito, por encima de 670, ya se pueden conseguir”. Ahora bien, el límite de crédito puede que no sea muy elevado y “es posible que no cubran todo el monto de la deuda”, aclara.

No obstante, sigue compensando porque si se deben $5,000 y se hace una transferencia de balance a una tarjeta que durante 15 meses no cobra intereses, se pueden hacer pagos mensuales de $333.3 y acabar con la deuda en un año. Si se mantiene en una tarjeta con una tasa que ronde el 20% (que no son pocas) en esos mismos 15 meses se habrá pagado $721.10 de más.

Hay tres tarjetas, Chase Slate, Amex EveryDay y BankAmericard que están ofreciendo esos 15 meses sin cobrar comisiones de transferencias de balances a los nuevos clientes. Otras si que las cobran  y suele ser un 3%-5% del balance que se transfiere o una cantidad fija. Si renuevan la oferta en otras ocasiones si que suelen cobrar esta comisión.

A la hora de analizar que tarjeta le conviene para hacer una transferencia de balance preste atención a lo siguiente:

  1. Cuánto dura el 0% APR (Annual Percentage Rate)
  2. La comisión que se cobra por la transferencia. Si es de más del 5% y la cantidad es muy alta puede que no le compense. Haga cuentas.
  3. El APR tras el periodo de promoción.
  4. Comisión anual. Normalmente estas tarjetas no las tienen pero es mejor cerciorarse de ello.

Al solicitar una tarjeta para transferir el balance su historia crediticia recogerá el impacto negativo de una revisión de su crédito por parte del emisor pero es algo que se refleja de forma débil en su puntuación de crédito y desaparece pronto. Por otro lado, con otra tarjeta se eleva la línea de crédito que tiene y rebaja el impacto de la deuda sobre el total de lo que puede pedir prestado lo que es muy positivo para su hitorial.

Recuerde que es aconsejable no tener un balance superior al 30% de su línea de crédito total.

“Algunas agencias de crédito no solo miran la utilización total para computar ese 30% sino que también valoran la utilización de cada tarjeta y eso puede ser perjudicial si se transfiere una cantidad elevada pero el propósito en este caso es rebajar deuda de una forma barata. Esta tarjeta ofrece ayuda para hacerlo”, explica Rossman.

Este analista cree que las tarjetas con 0% no desaparecerán pero es posible que la oferta se acorte en meses según vaya subiendo los intereses la Fed.

Nuevas compras

Hay otras tarjetas que ofrecen ese 0% pero para compras no para deuda existente. Normalmente estas tarjetas son muy buenas para quienes planeen una gran compra y necesiten tiempo para pagarla. Por ejemplo, amueblar una casa o comprar algunos electrodomésticos.

Normalmente estas tarjetas no ofrecen puntos o millas pero son una manera de financiar una compra a plazos.