El 2019 es el año para restaurar el acceso a las licencias de conducir para todos

El 2019 es el año para restaurar el acceso a las licencias de conducir para todos
Una manifestación en Albany a favor de la aprobación de la licencia de conducir para todos.

Muchos neoyorquinos no pueden acceder al transporte público y necesitan conducir, pero una parada de tráfico puede iniciar algo mucho peor que una multa—puede llevar a la deportación. Es por eso que restaurar el acceso a las licencias de conducir para todos los neoyorquinos no es un objeto de controversia, es una necesidad.

En todo el estado, los inmigrantes tienen que ir al trabajo, la escuela y asistir a citas médicas, pero en lugares como el norte de Nueva York, Long Island y partes de la ciudad de Nueva York, la falta de transporte público significa que la única opción es conducir.

Jorge Cotraro, un padre y esposo en Long Island, se ha visto obligado a conducir sin licencia para ir a trabajar debido que llegar tarde al trabajo o faltar a las consultas médicas de sus hijos, no es algo que pueda darse el lujo de hacer. Cada vez que Jorge se ve forzado a conducir, sale de su hogar con temor e incertidumbre de no saber si podrá volver a casa a estar con su familia porque una parada de tráfico de rutina puede llevarlo a la deportación. Esto se debe a que las interacciones con la policía local pueden desencadenar consecuencias de inmigración, ya que a menudo son utilizadas por Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para justificar la detención y deportación. Y es por esta razón que Jorge, miembro de la organización comunitaria Se Hace Camino Nueva York, se ha unido a sus vecinos para luchar por las licencias de conducir en todo el estado.

Los neoyorquinos no deben temer ser separados de sus familias. Por primera vez en una década, la legislatura del estado de Nueva York estará bajo el control demócrata, con los legisladores principales de ambas cámaras del gobierno estatal declarando públicamente su apoyo a la restauración de las licencias de conducir para todos. La legislación que apoyamos firmemente logrará este objetivo vital, y es hora de que avancemos y lo aprobemos en el 2019.

La legislación permitiría al Departamento de Motores y Vehículos, DMV, por sus siglas en inglés, emitir una Licencia Estándar para todos los neoyorquinos, sin importar su estatus migratorio. Los inmigrantes neoyorquinos, independientemente de su estatus migratorio, podrían obtener una licencia de conducir y registrar, inspeccionar y asegurar sus vehículos.

Esto daría un impulso económico al estado de Nueva York. Según el Instituto de Política Fiscal, generaría un estimado de $57 millones en ingresos gubernamentales anuales, y más de $26 millones en ingresos únicos proyectados como resultado de las personas que obtengan licencias y compren vehículos. Es por eso que no es extraño que 12 estados del país, Washington D.C y Puerto Rico, ya permiten que las personas, independientemente de su estatus migratorio, conduzcan. También es por eso que nuestros vecinos en Nueva Jersey se están moviendo hacia la aprobación de una medida similar.

Al restaurar el acceso a las licencias de conducir para todos, no solo mejorará nuestra economía y protegerá a personas como Jorge y su familia, sino que también tiene sentido para la seguridad pública de todos los neoyorquinos. Uno de nosotros es miembro líder del comité de Víctimas de Crimen, Crimen y Corrección en el Senado, y es imperativo que los neoyorquinos, sin importar su estatus migratorio, puedan presentarse para denunciar un crimen. Los neoyorquinos indocumentados no deben temer persecución por no tener una identificación adecuada cuando entran en contacto con la policía local.

El apoyo de los funcionarios electos para este esfuerzo es fuerte en todo el estado. El gobernador Cuomo ha dicho que apoya este plan. En el estado de Nueva York, el jefe de la policía de Saugerties, Joseph Sinagra, y su departamento de policía han hablado a favor de la “Ley de privacidad y acceso a la licencia de conducir”. El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, expresó su urgencia y el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer, lo respalda. Muchos nuevos senadores electos de todo el estado han expresado su apoyo.

Es hora de tomar las medidas necesarias para proteger a nuestras comunidades, hacer que nuestras carreteras sean más seguras e impulsar nuestra economía. Es hora de restaurar el acceso a las licencias de conducir para todos.

-Luis Sepúlveda es el senador estatal del Distrito 32 de Nueva York y patrocinador de la legislación sobre licencias de conducir. Javier H. Valdés, es el co-director ejecutivo de Se Hace Camino New York.