Arrestos de inmigrantes indocumentados aumentan 35% en la Gran Manzana

En el año fiscal 2018, que finalizó en septiembre, las deportaciones también registraron una tendencia al alza, muy por encima del promedio nacional
Arrestos de inmigrantes indocumentados aumentan 35% en la Gran Manzana
Muchos inmigrantes se mudan a la Gran Manzana, por considerarse protegidos aquí a pesar de no tener estatus migratorio.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En enero de 2017, cuando Donald Trump se convirtió en el Presidente, la ciudad de Nueva York, la capital progresista más importante del país, le declaró la guerra a sus políticas de inmigración. De inmediato, el alcalde Bill de Blasio, en conjunto con el Concejo Municipal, subrayaron que la Gran Manzana “es y seguirá siendo una Ciudad Santuario“.

Sin embargo, este título no ha sido obstáculo para que el número de arrestos de inmigrantes indocumentados continúe en aumento en los cinco condados. Según el más reciente reporte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), en el año fiscal 2018, que finalizó el pasado septiembre, en la ciudad de Nueva York se registró un incremento del 35% en las detenciones, que sumaron 3,476, de los 158,581 casos a nivel nacional.

El concejal Carlos Menchaca, presidente del Comité de Inmigración del Concejo Municipal, aseguró que las cifras muestran que se debe hacer de la representación legal universal una “prioridad legislativa”.

“No podemos censurar los resultados de la máquina de deportación de Trump si no estamos dispuestos a darles a todos los atrapados una oportunidad de pelear”, dijo Menchaca, quien a principios de septiembre presentó un proyecto de ley que busca prohibir cualquier tipo de contrato entre el Gobierno de la Ciudad y la agencia federal de Inmigración.

Y pese a la presión que el líder político de Brooklyn ha inyectado al proceso legislativo en contra de la agencia a nivel local, la presencia de ICE continúa atemorizando a miles de familias. El reporte indica que las deportaciones en la Gran Manzana aumentaron en un 29% en el año fiscal 2018, por encima del promedio nacional del 13%. Para Menchaca, la solución está en aumentar las ayudas de representación legal.

“La representación universal no reemplazará la necesidad de una reforma migratoria integral a nivel federal, pero es una cosa muy concreta que podemos hacer ahora para mantener a las familias juntas y fuera de las instalaciones inhumanas”, indicó el concejal.

No obstante, ICE hizo énfasis en que los arrestos continúan enfocados en aquellos extranjeros que representan un riesgo para la seguridad nacional, asegurando que el 66% incluyen a criminales convictos, la mayoría por delitos de conducción bajo la influencia del alcohol. Además, indicó que 5,914 de los inmigrantes deportados e indocumentados fueron clasificados como pandilleros o terroristas conocidos o sospechosos, lo que representa un aumento del 9% con respecto al año fiscal 2017.

En total en el 2018 ‘La Migra’ realizó 15,111 arrestos más que en 2017 a nivel nacional, lo que representa un aumento del 11% y una tendencia al  alza después del incremento del 30% en 2017, en comparación con cifras del 2016.

“No nos hace más seguros”

Para la Oficina de Asuntos Migratorios de la Alcaldía (MOIA) el “reforzamiento extremo no brinda mayor seguridad”. En mayo, MOIA reportó que las detenciones de inmigrantes sin historial criminal en el área de Nueva York habían aumentado en más del 225% y los arrestos totales subieron en 65% (estos incluyen a los que sí tienen antecedentes).

“La aplicación de la ley contra los inmigrantes neoyorquinos no hace nada para que estemos más seguros”, dijo Matt Dhaiti, vocero de MOIA. “La Ciudad de Nueva York trabaja con socios federales en interés de la seguridad pública, pero no para ser un brazo de la aplicación de la ley de inmigración”.

La agencia municipal tiene claro que la Administración de Trump ha incrementado el cumplimiento de la ley de inmigración a nivel local, pero recalca que “las leyes y políticas locales limitan nuestra cooperación con las autoridades federales de inmigración solo a situaciones en las que una persona es un riesgo para la seguridad pública, porque sabemos que crear confianza entre las autoridades locales y las comunidades de inmigrantes nos hace una ciudad más fuerte y segura”.

¿Ciudad Santuario?

En Nueva York hay aproximadamente 500,000 residentes que son indocumentados y, pese a que el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) no colabora con los agente de Inmigración, si ICE quiere arrestar a cualquier ciudadano simplemente puede hacerlo.

Debido a la posición del Gobierno municipal, muchos agentes de ICE han estado apareciendo con mayor frecuencia en las cortes, donde los arrestos se han disparado en los últimos meses. Según un reporte de The Intercept, un análisis del Proyecto de Defensa del Inmigrante, una organización de defensa legal que ha rastreado las tácticas de ‘La Migra’, se ha registrado un aumento del 1,200% en los arrestos en estos sitios de 2016 a 2017.

De acuerdo con MOIA, la Ciudad coopera voluntariamente con las solicitudes de las autoridades federales de Inmigración cuando se le proporciona la documentación adecuada de una persona que ha sido condenada por un delito grave o violento en los últimos cinco años, o que está en la lista de vigilancia de terroristas.

Javier H. Valdés, co-director ejecutivo de Make the Road New York, criticó fuertemente al presidente Trump y aseguró que su “máquina de deportación está devastando a los inmigrantes en Nueva York y en todo el país”.

“La forma más importante en que Nueva York puede evitar que estas agencias deshonestas pongan a nuestra gente en jaulas es que el Estado restablezca el acceso a las licencias de conducir para todos, sin importar su estatus migratorio, en 2019″, dijo Valdés. “Y la Ciudad de Nueva York debe restaurar el debido proceso para todos. Proporcionar a todos los inmigrantes que enfrentan la deportación acceso a un abogado”.