En Nueva Jersey presionan por licencias de conducir independientemente de estatus migratorio

Un proyecto de ley con este objetivo fue  presentado en la Legislatura estatal a principios de año

NUEVA YORK.-Una amplia coalición que agrupa a defensores de los derechos inmigrantes, líderes religiosos, activistas LGBT  instó este lunes a la Legislatura estatal de Nueva Jersey a aprobar el acceso a las licencias de conducir para los residentes, al margen de su estatus. Más de un centenar de activistas que promueven la campaña Let´s Drive NJ, marcharon este lunes en Trenton, la capital de Nueva Jersey, para luego apostarse frente a la sede de la Legislatura estatal.

“La expansión del acceso a las licencias de conducir se propuso por primera vez en Nueva Jersey hace doce años, pero a las comunidades de inmigrantes se les dijo que no era el momento adecuado. El problema se ha ignorado desde entonces”, dijo Erika J. Nava, analista de políticas de New Jersey Policy Perspective.

Doce estados y Washington, D.C. han ampliado el acceso a las licencias de conducir a los conductores calificados, independientemente de su estatus migratorio. Nueva Jersey podría convertirse en el 13 estado en expandir el acceso a las licencias de conducir en los EEUU.

Los activistas vienen luchando por las licencias de conducir en NJ desde hace más de una década.

El proyecto de ley  A4743 / S3229, que plantea la expansión del acceso a las licencias de conducir en Nueva Jersey, fue presentado a principios de este año. La legislación abordaría la necesidad de acceso a través de una licencia de conducir estándar universal, esta opción sería accesible para los residentes independientemente de su estatus migratorio.

“Las licencias de conducir son importantes para mí y para mis hijos. Lucho por una vida en la que no me vea obligada a caminar en el frío invierno con ellos para dejarlos en la escuela. La ampliación de las licencias de conducir beneficia a todos al hacer que nuestras carreteras sean más seguras y accesibles”, dijo María Amalia Hernández, miembro de Make the Road New Jersey.

Andrea López, una madre residente en Dover, contó que trabaja fuera de la ciudad y entra a las 10 p.m. hora en la que no hay transporte público que la lleve al trabajo.

“En invierno, no podemos llamar a los taxis porque toman más de 30 minutos y a veces. Nuestros hijos se congelan en esta época porque nuestro distrito escolar no proporciona transporte hacia y desde la escuela. Las licencias de conducir son una necesidad en Nueva Jersey, no un lujo”, detalló López, miembro de la organización Wind of the Spirit.

La asambleísta de ascendencia puertorriqueña Annette Quijano y el senador Joe Vitale, ambos del Partido Demócrata, son los patrocinadores del referido proyecto de ley. Actualmente, 500,000 residentes del Estado Jardín, no pueden acceder a una licencia de conducir.

La campaña de Let´s Drive NJ cuenta con el apoyo de una amplia gama de organizaciones religiosas, laborales y comunitarias de todo el estado. Se puede encontrar más información sobre la campaña en LetsDriveNJ.org.