¿Cómo actuar ante una persona con trastornos de la personalidad?

Los trastornos de personalidad pueden ser divididos en categorías acorde a sus rasgos característicos.
¿Cómo actuar ante una persona con trastornos de la personalidad?
Foto: Shutterstock

Los trastornos de la personalidad son más comunes de lo que se puede pensar, así como también menos notorios. Una persona que padezca uno o más de ellos, bien puede creer que su comportamiento es natural y de que nada malo ocurre.

¿Cómo actuar ante una persona con trastornos de la personalidad? Es una interrogante que intentaremos responder aquí, pero antes necesitamos abordar ciertos puntos que nos aclararán el tema.

¿Qué son los trastornos de la personalidad?

Trastornos de la personalidad.jpg
Fuente: Unplash.com

Los trastornos de la personalidad constituyen un tipo específico de trastorno mental donde la persona tiene un modo de pensar, un comportamiento y un desenvolvimiento irregulares y poco sanos para sí mismo y para quiénes lo rodean.

Los trastornos de la personalidad provocan dificultades de percepción de la realidad y de interacción con las demás personas, lo que complica el desenvolvimiento en el área laboral, académica, e interpersonal de quienes padezcan algún trastorno de este tipo.

Causas de los trastornos mentales

No se ha establecido una relación causal clara entre trastornos de personalidad y elementos o situaciones que puedan considerarse causantes de ellos. Sin embargo, hay dos condiciones que pueden tener cierta incidencia.

  • Genes: Cabe la posibilidad de que algunos rasgos de la personalidad sean transmitidos de padres a hijos por medio de genes heredados.
  • Entorno: El contexto de una persona y los diferentes ámbitos en los cuales se desenvuelva puedan jugar un rol importante en su constitución síquica.

Síntomas de los trastornos de personalidad

Trastornos de la personalidad 1.jpg
Fuente: Unplash.com

Los trastornos de la personalidad se categorizan en 3 subgrupos para así ser estudiados y abordados de manera especializada. A grandes rasgos, vamos a establecer cuáles son los síntomas característicos de cada uno.

Trastornos de personalidad tipo A

Los trastornos de personalidad tipo A están fuertemente marcados por pensamientos excéntricos o extraños. En este tipo podemos incluir los siguientes:

  • Trastorno paranoide de la personalidad.
  • Trastorno esquizoide de la personalidad.
  • Trastorno esquizotípico de la personalidad.

Trastornos de la personalidad tipo B

Ideas o conductas dramáticas, emotividad excesiva y/o ser sujetos impredecibles. Podemos enunciar los siguientes trastornos en esta clase:

  • Trastorno de personalidad antisocial.
  • Trastorno límite de la personalidad.
  • Trastorno histriónico de la personalidad.
  • Trastorno narcisista de la personalidad.

Trastornos de la personalidad tipo C

Pensamientos y comportamientos de ansiedad y temor.

  • Trastorno de la personalidad por evitación
  • Trastorno de la personalidad dependiente
  • Trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva

¿Cómo actuar con una persona con un trastorno de la personalidad?

Ahora que tienes una aproximación al cuadro sintomático de una persona con trastornos de la personalidad, es momento de que estés al tanto de cómo deberías desenvolverte cuando estés con una persona que cumpla estas características:

  • Infórmate antes de actuar, no tomes decisiones apresuradas ni tampoco definas un modo específico de actuar si no sabes con exactitud cuáles son los rasgos sintomáticos de la persona y cómo es capaz de reaccionar.
  • No la convenzas de que hay “algo malo” con esa persona, porque muy probablemente ella no se percate de que sufre un trastorno de la personalidad, y con eso solamente lograrías alterarla.
  • Sé sereno, tranquilo. No te acerques con una actitud impropia de ti porque la persona con trastorno de personalidad puede notar esto y sentir que le estás engañando u ocultando algo.

Nuestra última recomendación es que seas tú mismo/a y obtengas la mayor información posible que te permita convivir con una persona que padezca un trastorno, sin alterar sus nervios y manteniendo una relación de respeto.