¿A quiénes afecta el cierre del Gobierno de Trump?

El presidente resiste, mientras se comparten decenas de historias con la etiqueta #ShutDownStories (#HistoriasPorElCierre)

¿A quiénes afecta el cierre del Gobierno de Trump?
El presidente Trump afirma que no cederá hasta obtener los recursos para el muro fronterizo.
Foto: Zach Gibson-Pool/Getty Images

El presidente Donald Trump mantiene su postura sobre la petición al Congreso de $5,000 millones de dólares para la seguridad fronteriza y, con ello, no se mueve un ápice sobre el cierre de Gobierno que ya suma seis días.

Como lo ha hecho desde el comienzo del conflicto, el mandatario acusó a los demócratas de ser responsables del cierre y cuestionó si ya se habían “dado cuenta de que necesitamos desesperadamente Seguridad Fronteriza y el Muro”.

Agregó que su promesa de campaña es indispensable para detener el tráfico humano y de drogas, así como el cruce de “criminales”. “¿Los demócratas no se han dado cuenta que la mayoría de la gente que no recibe su pago es demócrata?”, cuestionó.

El cierre es “parcial”, pero afecta a miles de empleados de la Administración federal. Los números varían, pero –según los demócratas-, alrededor de 380,000 trabajadores federales se enfrentan a permisos de ausencia, tiempo libre impago obligatorio, incluido el 86% del Departamento de Comercio, el 96% de la NASA, más del 80% del Servicio de Parques Nacionales, el 80% del Servicio de Bosques y 30% del Departamento de Transportes.

Aunado a ello, más de 420,000 empleados tendrán que trabajar sin remuneración por la duración del cierre, incluido el 88% del Departamento de Seguridad Nacional y más de 41,000 oficiales federales de cumplimiento de la ley y correccionales.

La confusión y frustración ha llegado a redes sociales, donde se creo la etiqueta #ShutDownStories (#HistoriasPorElCierre) con la que empleados federales y sus familias comparten los problemas que enfrentan, así como las consecuencias para el país.

Por ejemplo se destaca que el sistema de detección de huracanes está inactivo, reveló el investigador Eric Blake.

“Desde que el cierre de gobierno está llegando a su segunda semana, creí que debía compartir una amenaza sobre cómo me afecta a mí y a la @NWS, la agencia para la que trabajo”, apuntó Blake.

El movimiento Move On acusa que al menos 800,000 empleados son afectados por el cierre y pide a los usuarios en redes leer las historias compartidas, que revelan “el caos” generado.

La representante Kamala Harris alerta que el cierre no implica que las “cuentas se eliminan”, por lo que destaca la afectación económica a los empleados.

“Soy una contratista federal y mi último pago es el 12/28. Después dejarán de pagar hasta que el gobierno funcione. Puedo aguantar hasta enero con mis ahorros. Muy mal que no pueda enviar mis cuentas a POTUS y al GOP (Partido Republicano) ya que ellos reciben pago durante el cierre”, acusó Cynthia M. Patton.

Varias agencias y departamentos federales que supervisan los servicios de salud y asistencia pública tuitearon que, independientemente de lo que estaba sucediendo en Washington, asistían, en la medida de lo posible, a los negocios como de costumbre.

El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, dijo que un 61 por ciento de los empleados seguirían trabajando durante la primera semana, número que disminuirá conforme avancen los días del cierre.

Algunas de las oficinas de la agencia que se verán más afectadas son la oficina de Servicios de Alimentos y Nutrición que supervisa el Programa de Nutrición Infantil, el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) y el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC).

Los hogares que ya tienen estos beneficios seguirán recibiendo los alimentos para enero, pero otros programas nacionales de asistencia nutricional, como el Programa de Alimentos Suplementarios de Productos Básicos, WIC y el Programa de Distribución de Alimentos en Reservas Indias, solo estarán operativos según los recursos disponibles, según un reporte de CNN.

Otras agencias, como Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) indican que sus operaciones no han sido afectadas por el cierre, incluidos aspectos clave para inmigrantes, como entrevistas y citas en sus distintas oficinas.