Guardia latino de prisiones recupera su trabajo luego de confusión entre bagels y drogas

El consumo de pan con semillas de amapola provocó su despido por razones toxicológicas
Guardia latino de prisiones recupera su trabajo luego de confusión entre bagels y drogas
En NYC se usa un sistema mucho más estricto que la norma federal
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Por irónico que parezca, comer bagels le costó temporalmente su trabajo y una larga batalla legal a Eleazar Paz, guardia de prisiones de Nueva York.

La saga sórdida comenzó en enero, cuando Paz reprobó su examen de drogas por primera vez en su carrera de 10 años.

En ese momento insistió en que los panecillos de semillas de amapola que había comido recientemente eran los culpables de los rastros de morfina y codeína que mostró su cuerpo.

El opio se deriva de la planta de amapola y, si bien las semillas no contienen la droga, pueden recoger residuos de opiáceos si no se lavan a fondo. La afirmación de Paz fue respaldada en su audiencia administrativa por el Dr. William Sawyer, experto en toxicología.

Sin embargo, fue despedido del Departamento de Corrección (DOC) de NYC, comenzando una larga batalla que terminó en un milagro navideño. El oficial Paz (49) fue reincorporado el lunes a su puesto de $82 mil dólares anuales.

“Quería llorar cuando escuché que me tomarían de regreso”, dijo ayer Paz a New York Post. “Fue increíble lo que me pasó, porque no hice nada malo”.

Paz pensó que su carrera había terminado hasta que en una decisión del 29 de noviembre su despido fue revocado. Previamente, en julio, la Comisionada de Corrección Cynthia Brann incluso había obviado la recomendación del juez John Spooner de que Paz conservara su trabajo.

Los resultados de la prueba de Paz, 522 nanogramos por mililitro de morfina y 358 de codeína, no sólo fueron inconsistentes con el abuso de drogas, sino que se ubicaron muy por debajo del umbral federal de 2 mil NPM, dijo Sawyer. Pero el sistema carcelario de la ciudad todavía usa un límite mucho más estricto de 300 NPM.

Tras el fallo, Los funcionarios de corrección se negaron a decir si considerarían actualizar sus estándares.

En julio, Brann despidió a Paz, quien apeló a la Comisión de Servicio Civil, hasta que finalmente logró revertir la medida. Ahora el Departamento de Corrección dijo que Paz no recibirá un pago retroactivo por los meses que no pudo trabajar. Pero su abogada Megan Rha afirmó que está lista para volver a la corte.

Mientras tanto, Paz ha renunciado para siempre a comer sus bagels favoritos de semillas de amapola, mientras su esposa Cristina está leyendo las etiquetas de toda la comida que compra.