Ponen en duda tamaño de multitud que recibe el año en Times Square de Nueva York

Expertos estiman en menos de 100 mil asistentes, mucho menos que los 2 millones de la publicidad oficial

Ponen en duda tamaño de multitud que recibe el año en Times Square de Nueva York
Miles de personas sí, pero ¿un millón o dos? Quizá no
Foto: EFE / Peter Foley

Consolidar la imagen de la ciudad de Nueva York como “la capital del mundo” podría haber motivado a exagerar las cifras de cuántas personas reciben el año en Times Square, advierten unos expertos en estadísticas y cálculo de multitudes.

¿Un millón y hasta 2 millones de personas se reúnen cada 31 de diciembre en Times Square? Imposible, dicen expertos consultados por New York Post.

La estimación del tamaño de una multitud en un área ha estado sujeta a conjeturas inexactas y presión política. Las discusiones sobre el tamaño de gente congregada se desataron después de que el mandatario Donald Trump afirmara que había tenido la mayor audiencia presidencial de la historia, al asumir el poder el 20 de enero de 2016.

Y el Servicio de Parques Nacionales (NPS) dejó de estimar multitudes para los eventos en el National Mall en Washington DC luego de una disputa con el líder de la Nación del Islam Louis Farrakhan sobre la asistencia a su Marcha del Millón de hombres en 1995.

El profesor G. Keith Still opina que la verdadera multitud de año nuevo en Times Square es de menos de 100 mil personas.

“En general, las personas están sobreestimando el tamaño de las multitudes entre 10 y 100 veces”, dijo Still, quien enseña ciencias de multitudes en la Universidad Metropolitana de Manchester en Inglaterra y capacita a los departamentos de policía en técnicas para calcular el tamaño de concentraciones humanas.

En los últimos años NYPD estimó que 2 millones de personas habían plenado en Times Square en Año Nuevo. El alcalde Bill de Blasio dijo el viernes que la ciudad esperaba “hasta 2 millones de personas en Times Square”, una zona que cubre cinco cuadras entre Broadway y 7th Av.

Charles Seife, profesor de la Universidad de Nueva York, matemático y periodista que exploró la manipulación estadística en su libro “Proofiness”, dijo que las autoridades están interesadas en promover un número mayor porque “ayuda a consolidar la imagen de la ciudad de Nueva York como el centro del universo en cierta fecha y hora”.

Sugirió que las matemáticas difusas y la geografía también estaban en juego. “¿Cómo se cuenta a un participante en la caída de la bola de Times Square?”, preguntó Seife. “¿Son todos los que pueden verla (en vivo) o alguien que está en un bar en Manhattan?”

Para acumular un millón de participantes, Midtown tendría que atascarse más que el equivalente a un estadio repleto de los Yankees en cada cuadra de la 7th Av entre Times Square y Central Park, es decir, 15 calles hacia el norte.

Still y sus colegas realizan análisis detallados al calcular los totales precisos de una multitud. Pero incluso usando técnicas simples, como medir Times Square en un mapa y realizar algunos cálculos, está claro que los números no llegan a casi un millón.

Times Square albergaría a unas 51 mil personas con una densidad de 3 personas por metro cuadrado (yarda cuadrada), dijo Still, o aproximadamente 86 mil con 5 personas por metro cuadrado. Podría llegar a 120 mil si la multitud apretujara hasta 7 personas por metro cuadrado, hombro a hombro, lo cual es poco probable.

Esos números no cuentan a las personas que miran de las ventanas de los edificios de oficinas y hoteles o desde áreas alejadas. Tampoco tienen en cuenta el espacio ocupado por escenarios, plataformas, aparatos de seguridad y rutas de salida, donde las personas de otro modo podrían permanecer de pie.

La estimación de la multitud de Nueva York ha evolucionado con el tiempo. En 1998 el departamento de policía estimaba que asistían unas 500 mil personas en Año Nuevo. Pero para la fiesta del milenio a fines de 1999 el alcalde Rudolph Giuliani pronosticó hasta 2 millones.

En grandes eventos, una estimación precisa de la multitud es fundamental para la seguridad pública. El número incorrecto puede hacer que las ciudades dediquen demasiados o muy pocos recursos, dijo Still. Pero Nueva York, a pesar de inflar el tamaño de la multitud, la maneja bien y canaliza a los rumberos en áreas parceladas, por lo que no hay oportunidad de hacinamiento. Además, se revisa a cada persona en busca de armas y otros objetos prohibidos, como paraguas, cuchillos y botellas.

Este año la policía estaba planeando 65 parcelas al norte de Times Square. Para incluir a un millón de personas en esos 65 corrales, cada uno tendría que acomodar alrededor de 15 mil a 30 mil participantes. Ello sin contar el efecto del clima invernal, que este año estuvo con lluvia intensa.

No sólo se miente en Nueva York, dicen los expertos, que tampoco creen en las cifras de El Vaticano para eventos de Navidad o Pascua.

“A menos que tengan 17 metros de altura, apilados uno encima del otro, hombro con hombro, no se puede conseguir a tanta gente en la Plaza San Pedro”, sentenció Still.