NYC contratará trabajadores sólo para recoger jeringas de drogadictos en los parques

Concejales declaran un fracaso el plan del alcalde de contenedores especiales para inyectadoras

La ciudad planea contratar a seis trabajadores sólo para recoger las jeringas abandonadas en parques del sur de El Bronx infestados de drogas, en medio del fracaso del programa del alcalde Bill de Blasio para que los viciosos las coloquen en contenedores especiales.

El Departamento de Parques de la ciudad dijo a New York Post que los nuevos trabajadores serán contratados este mes a un costo anual de alrededor de $350 mil en salarios y beneficios, y estarán dedicados a la limpieza de áreas de gran volumen ”favorecida por los adictos”.

La agencia también dijo que gastaría $450 mil dólares al año para pagar a los trabajadores de salud mental especialmente capacitados para comenzar a limpiar las cajas de eliminación de agujas del alcalde y “proporcionar servicios de salvamento y conexiones para el tratamiento y otros cuidados” para los adictos que se reúnen en los parques.

Ambos anuncios se produjeron después de que el diario reveló cómo el polémico programa de recolección de jeringas de De Blasio registró una triste tasa de éxito de sólo 11% durante los primeros seis meses.

Las estadísticas oficiales del Departamento de Parques muestran que entre el 1 de mayo y el 24 de octubre los trabajadores recogieron casi 60 mil agujas del suelo en 14 parques de El Bronx, mientras que sólo 7 mil fueron arrojados a los 44 contenedores cerrados dispuestos por la alcaldía.

Presionado sobre el asunto el viernes, De Blasio insistió: “Los parques no son un lugar adecuado para que las personas consuman drogas”. Y hablando específicamente de St. Mary, el más afectado, dijo: “No acepto lo que está pasando en ese parque”, en Mott Haven.

“No lo acepto desde un punto de vista de salud o desde un punto de vista policial. Vamos a cambiar esa realidad muy, muy rápidamente “, prometió el viernes durante una conferencia de prensa previa al Año Nuevo en Times Square.

De Blasio también defendió su programa de eliminación de agujas y dijo que “tiene sentido intentarlo”. Pero el concejal Rubén Díaz Sr. (D-Bronx), un ex drogadicto, llamó al plan “la idea más estúpida”.

“Estamos promoviendo el crimen, estamos promoviendo a las personas que hacen lo incorrecto… Te lo digo desde mi propia experiencia”, afirmó.

El concejal Eric Ulrich (R-Queens), candidato a Defensor público, también dijo que el programa debería ser “desechado lo antes posible” y agregarse a “la larga lista de fallas de ingeniería social del alcalde De Blasio”.

La portavoz de Parques, Meghan Lalor, detalló que 53 empleados actualmente “recogen jeringas del suelo como parte de sus deberes regulares”.

“Todos los trabajadores han recibido capacitación sobre patógenos transmitidos por la sangre” y tienen “guantes con la calificación más alta disponible de resistencia a la punción”, agregó.