4 cosas inevitables que le ocurren al pene con el paso de los años

El tiempo es implacable
4 cosas inevitables que le ocurren al pene con el paso de los años
Los años no perdonan, ni al pene.
Foto: Unsplash

Contra el paso del tiempo, nada puede hacerse, y esto aplica a todos los aspectos de la vida, pero especialmente si hablamos de funciones orgánicas. Por supuesto, los genitales masculinos no son la excepción.

A pesar de tener una vida saludable y más o menos equilibrada, hay 4 cosas inevitables que le ocurren al pene con el paso de los años, de acuerdo con un reporte del diario inglés The Mirror. Quédate leyendo y toma tus precauciones.

Más pequeño

El envejecimiento provoca una serie de cambios en el funcionamiento del cuerpo que no siempre suenan muy alentadores. Entre ellos, la acumulación de depósitos de grasa en las arterias afecta especialmente a los hombres y a su “mejor amigo”. Esa grasa concentrada en las pequeñas arterias del pene reduce el flujo de sangre, algo que, a su vez, reducirá el tiempo de las erecciones.

Además, conforme los hombres envejecen, producen menos testosterona, lo cual disminuye no sólo la cantidad de esperma que se produce, sino que también provoca una contracción de los testículos que albergan el líquido seminal.

Luce diferente

Al envejecer, la cabeza del pene puede cambiar de color para disminuir su tono rosado o púrpura y lucir un poco más clara. También es posible que, con la práctica de relaciones sexuales durante los años, el pene sufra pequeñas lesiones que modifiquen su forma y le den un aspecto más curveado. Nada que no pueda solucionarse con un poco de bótox.

Se siente menos

Conforme pasan los años, la sensibilidad de la piel del pene disminuye. Esto implica que los hombres necesitarán de experiencias más fuertes para disfrutar el sexo como en sus años mozos, pero también que excitarse y lograr el orgasmo se convertirán en prácticas cada vez más difíciles de lograr.

Se adelgaza

La buena noticia es que no es el pene lo que se adelgaza sino el vello púbico. Al igual que le ocurre a muchos hombres con el cabello, el pubis se adelgaza, se debilita y tiende a caerse, algo que puede resultar favorecedor, porque ya sabemos el viejo truco de la ilusión óptica: menos vello ahí, más centímetros acá.

A cualquier edad y en cualquier momento, si notas cambios en tu pene que no parecen normales o que te preocupan, lo mejor es consultar a un médico para prevenir cualquier condición de salud como infecciones de transmisión sexual y otros padecimientos.