Vecinos afortunados ahorraron millones de dólares en rebajas de renta por fallido cierre de Metro L

Un estudio inmobiliario habla de ahorros mínimos de $6.4 millones, pero ahora los alquilares subirán de nuevo
Vecinos afortunados ahorraron millones de dólares en rebajas de renta por fallido cierre de Metro L
Estación Bedford Avenue, en Williamsburg, Brooklyn
Foto: Getty Images

Cuando los vecinos en North Brooklyn comenzaron a huir ante el anunciado cierre del Metro L, las rentas bajaron para evitar el éxodo. Así, muchos inquilinos lograron contratos con precios por debajo del mercado, que ahora podrán disfrutar sin sacrificio de transporte, luego del cambio de plan anunciado por la gobernación.

Se estima que los inquilinos que firmaron contratos de alquiler en el corazón del norte de Brooklyn en medio de la amenaza inminente de un cierre de la línea L ahorraron $26.5 millones de dólares, reportó New York Post, citando un estudio inmobiliario.

De acuerdo con los datos recientemente publicados por StreetEasy, el año pasado aproximadamente 20 mil residencias en alquiler se registraron en ese portal de bienes raíces en esa área.

Los inquilinos que firmaron contratos de arrendamiento en Bushwick, Williamsburg y Greenpoint, que se habrían visto afectados por el temido cierre del tren L, ahorraron un mínimo estimado de $6.4 millones de dólares en comparación con lo que habrían pagado si no hubiera habido un cierre y las rentas se hubiesen mantenido en el precio del mercado.

“Si asumimos que las rentas en Williamsburg hubieran crecido a la misma tasa que el resto de Brooklyn (3.3% acumulado desde abril de 2016), el ahorro total para inquilinos aumenta a $26.5 millones” de dólares, escribió en un informe Grant Long, economista de StreetEasy.

“Además, la cantidad total de ahorros entre los arrendatarios que renuevan los contratos de arrendamiento, la firma de contratos de arrendamiento por más de 12 meses, la negociación in situ y la vida en otras áreas adyacentes que dependen del tren L es probablemente mayor que incluso la cifra de $26.5 millones” de dólares, añadió.

Los alquileres en el norte de Brooklyn cayeron en picado 1.5% desde que el cierre del tren L se anunció por primera vez en abril de 2016, mientras que en todo el municipio aumentaban, según StreetEasy.

El informe predice que las rentas en el área del norte de Brooklyn no perderán tiempo en dispararse nuevamente.

Los propietarios estarán ansiosos por compensar los ingresos perdidos, y es probable que adopten una postura más dura en las negociaciones” a pesar de “las incertidumbres persistentes sobre los inquilinos” sobre la línea L, escribió Long.

Muchos de los que viven en el área se regocijaron después de que el gobernador Andrew Cuomo anunció la semana pasada que el planeado cierre del Metro por 15 meses a partir de abril, no ocurrirá. En cambio, se ha propuesto bajar la frecuencia de servicio a cada 20 minutos las noches y los fines de semana, mientras se realizan reparaciones exhaustivas en el decrépito Túnel Canarsie, que se extiende debajo del East River y se inundó durante el huracán Sandy en 2012.