La espirulina previene la hipertensión

La espirulina previene la hipertensión
La espirulina es una fuente de nutrientes, proteínas, vitaminas y minerales.

 

Dentro de los llamados súper alimentos, encontramos a la espirulina. Es la biomasa seca de la espirulina platensis, una especie de cianobacteria o alga verde-azul, fuente de nutrientes, proteínas, vitaminas y minerales.

Su uso en el ámbito de la medicina y la nutrición se remonta a los aztecas y el África antigua.

Debido a que la espirulina contiene altos niveles de proteínas, hierro y otros nutrientes, es de interés para los investigadores que estudian la seguridad alimentaria, la desnutrición e incluso la alimentación en los viajes espaciales.

Aunque son muchos los beneficios que se le adjudican, un estudio reciente publicado en la revista Hypertension, se concentró en identificar cómo la espirulina puede ayudar a reducir la presión arterial. Los investigadores también identificaron el compuesto activo que produce este beneficio.

¿Cómo nos ayuda a reducir la presión arterial?

Científicos del Laboratorio de fisiopatología vascular del I.R.C.C.S. Neuromed en Pozzilli, en Italia, investigaron el potencial de este producto para contrarrestar la hipertensión arterial.

Si bien los expertos conocían la influencia positiva de la espirulina sobre esta afección, con este estudio buscaron profundizar en los detalles y entender exactamente cómo se relaciona con los vasos sanguíneos, para producir este beneficio.

En primer lugar, simularon los efectos de la digestión sobre la espirulina “[Reproducimos] lo que sucede en el intestino humano luego de consumir esta sustancia. De esta forma, hemos podido aislar los péptidos que serían absorbidos por nuestro cuerpo” explicó Albino Carrizzo, autor del estudio.

Luego, los investigadores probaron la espirulina “digerida” en arterias extraídas de ratones. Como se esperaba, la espirulina causó la distensión de las arterias, gracias al efecto del óxido nítrico (NO). El NO desempeña un papel vital en el mantenimiento de una presión arterial saludable.

A continuación, el equipo buscó identificar la molécula activa en la espirulina digerida que era responsable de esta actividad. A partir de una serie de análisis, encontraron un péptido, SP6, que parecía trasmitir la capacidad antihipertensiva de la espirulina.

“Sabemos que los pacientes hipertensos suelen tener un defecto en los procesos naturales que, por la acción del óxido nítrico, regulan el endotelio (pared interna de los vasos sanguíneos). El péptido que aislamos en el extracto de espirulina, actúa positivamente sobre este mecanismo” reconoció el profesor Carmine Vecchione, otro de los autores involucrados.

Debido a que este es el primer estudio en identificar SP6 como un potencial antihipertensivo, se necesitan más investigaciones para asegurar declaraciones.

Sin embargo, los autores están entusiasmados por esta posible alternativa. El profesor Vecchione cree que “el SP6 podría ser un adyuvante natural de las terapias farmacológicas, para mejorar la función endotelial y, en consecuencia, combatir la hipertensión”.

Otros beneficios de la espirulina

Las investigaciones sobre los beneficios potenciales de la espirulina para la salud, aún se encuentran en curso. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., recopiló algunas de las dolencias que puede tratar:

  • Rinitis alérgica (alergias nasales).
  • Envenenamiento por arsénico.
  • Diabetes.
  • Trastorno de los ojos (blefarospasmo).
  • Colesterol alto.
  • Desnutrición.
  • Leucoplaquia oral (lesiones precancerosas en la boca).
  • Pérdida de peso.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Hepatitis viral crónica.

Más información sobre presión arterial: