El “Lic” implica a Emma Coronel en la fuga de “El Chapo” en 2015

Es la primera vez que la esposa de Guzmán Loera es implicada en delitos de esta magnitud
El “Lic” implica a Emma Coronel en la fuga de “El Chapo” en 2015
Emma Coronel ayudó a su esposo a escapar de la cárcel, revela testigo.
Foto: Getty / Editorial

Dámaso López Nuñez, alias el “Lic” o “Licenciado”, testificó en la Corte Federal de Brooklyn que Emma Coronel ayudó a coordinar la fuga de su esposo, Joaquín “El Chapo” Guzmán, del penal del Antiplano en julio de 2015.

López Núñez, quien es padrino de una de las gemelas que Guzmán Loera tiene con Coronel, recibió tres cartas de “El Chapo” que le envió con su entonces abogado, Óscar Manuel Gómez, donde hacía varias solicitudes, entre ellas atender reuniones que convocaría la exreina de belleza. “Ella le va a explicar”, decía la misiva. La esposa del líder del Cártel de Sinaloa no se inmutó tras la revelaciones.

En 2014, Coronel buscó a López Núñez para darle las instrucciones de su esposo, luego hubo otros encuentros donde estuvieron los hijos del líder del Cártel de Sinaloa, quienes fueron los encargados de comprar un terreno cerca de la prisión de alta seguridad, para que se cavara un túnel hacia la cárcel dirigida por Valentín Cárdenas.

En varias reuniones posteriores, entre mayo y junio, Coronel dio más instrucciones, que incluyeron la contratación de una persona que coordinara los trabajos desde el Estado de México, donde se encuentra el penal. El “Lic” envió a su cuñado Leonardo, quien se encargó de contratar a custodios y rentar una bodega para equipo y otras necesidades. También se pedía comprar un reloj especial con GPS para localizar el lugar exacto del túnel y armas.

En una de las reuniones se contó que Guzmán Loera “ya escuchaba ruidos” de los trabajos bajo la cárcel, que incluso los internos llegaron a quejarse, debido al ruido, provocado porque los trabajadores no podían romper el concreto del piso del baño por donde escapó. El plan era hacerlo un fin de semana, debido a que había menos personal en la prisión. Se concretó el 11 de julio de 2015.

El “Lic” narró que dentro del túnel había una moto montada en un riel, pero que fue jalada con una polea –“carrucha”, dijo– por otro sujeto que trasladó a “El Chapo” a la salida. En el terreno cercano, donde el hermano de Coronel lo trasladó en una moto todo terreno guardada en la bodega a San Juan del Río, Querétaro, desde donde Héctor Ramón Takashima Valenzuela, “Cachimba”, lo llevó a la sierra de Sinaloa, a un rancho conocido como La Tuna.

En aquel rancho, Guzmán Loera se reunió con Ismael “Mayo” Zambada, además de un sujeto llamado Pedro Loaiza, quien ayudaba al cártel en Belice. “Todos estaban felices”, dijo López Núñez.

Es la primera vez que se implica a Coronel en un delito de esta magnitud, pero al ser cometido en México, no se espera las autoridades de Estados Unidos apliquen justicia, aunque es incierto si ella volverá.

El “Lic” también reveló que en febrero de 2016, tras su nueva detención, “El Chapo” intentó escapar nuevamente, ayudado por Emma Coronel, sus hijos y el ahora testigo.

La exreina de belleza entregó el mensaje, pero López Núñez le dijo que ayudaba, pero que “no tenía dinero”, por lo que “El Chapo” envió $100,000 dólares para encontrar un nuevo terreno.

Esa ocasión, Guzmán Loera fue enviado al penal del Altiplano, de donde ya se había escapado, pero luego fue enviado a una cárcel en Ciudad Juárez, Chihuaha. Para devolverlo a la primera prisión se pagaron $2 millones de dólares al entonces director de penales de México. Ese plan no funcionó.

Por aquella fuga hubo al menos seis personas detenidas, incluido el exabogado de Guzmán Loera.