¿Alex Cifuentes mintió bajo juramento en juicio contra “El Chapo”?

Hoy la defensa llamará a un testigo a favor de Guzmán Loera

¿Alex Cifuentes mintió bajo juramento en juicio contra “El Chapo”?
Alex Cifuentes contó una historia distinta sobre "Memín".
Foto: EFE/Jane Rosenberg

Durante gran parte del juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, la defensa ha intentado descalificar a los cooperantes de fiscales federales, incluso tratar de evidenciar que mienten.

Este miércoles, un oficial federal estadounidense se sentará frente al jurado para testificar a favor de la defensa. Se sabe que tomó declaración a los hermanos Cifuentes, Jorge y Alexander.

Se desconoce lo que busca probar la defensa del líder del Cártel de Sinaloa, pero otro de los testigos de los fiscales federales, Isaías Valdez Ríos, alias “Memín”, afirma que Alexander o Alex mintió a Guzmán Loera –ya la corte– sobre presuntos abusos que derivaron en una golpiza.

Cuando declaró, Alex Cifuentes contó que “Memín” fue enviado a Honduras a coordinar la construcción de una pista para aviones para transportar droga, pero supuestamente tomó dinero sin avisar y se compró un auto de lujo y otros bienes. La información fue compartida a Guzmán Loera, quien presuntamente envió golpear a Valdez Ríos y Cifuentes afirmó que vio unas fotografías donde se veía enyesado tras la golpiza.

“Memín” fue el último de los 13 cooperantes de los fiscales especiales, quien habló de ese incidente y acusó a Cifuentes de mentirle a Guzmán Loera, por lo que tuvo que esconderse, a fin de evitar una golpiza y, quizá, la muerte.

Reconoció que en Honduras tomó parte de los $250,000 dólares enviados por “El Chapo” para los gastos de la pista, que incluía la compra de vehículos y otros menesteres, pero Julissa, una mujer que lo ayudaba en aquel país, le pidió dinero supuestamente para atender una emergencia médica para su hijo que costaría $40,000 dólares en Miami, Florida. “Memín” le dio el dinero.

También dijo que compró “un Mercedes Benz viejo”, pero que compró uno de los camiones que pidió su jefe a un costo de $20,000 dólares, pero sólo tenía aprobados $18,000, así que él puso el resto.

“El señor Joaquín me pidió que comprara los vehículos”, afirmó. “Yo tontamente, la verdad, alteré los precios de los vehículos”, reconoció.

El asistente en turno de Guzmán Loera le dijo a “Memín” que tuviera cuidado, porque Alex Cifuentes había dicho al jefe de ambos que el primero estaba tomando dinero sin permiso, comprándose Rolex y una mansión. “Nada más ten cuidado, porque andan diciendo que estás haciendo malas cosas”, dijo el ayudante,

Valdez Ríos volvió a México, pero no fue directamente a Guzmán Loera, porque temía lo peor. “Me enyesé la pierna y mandé las fotos”, contó, lo cual coincide con las supuestas imágenes que Alex Cifuentes vio sobre la golpiza que se mandó a darle a “Memín”.

Manuel Alejandro Aponte Gómez, alias “Bravo”, uno de los sicarios de Guzmán Loera conocía bien a “Memín” y, según éste, intervino por él, para contarle la verdad a “El Señor”, quien le creyó.

“‘Chavalón, ¿cómo estás? Ya me dijeron que todo es mentira…'”, afirma Valdez Ríos que dijo su jefe. “‘Somos familia… aquí no pasó nada… póngase a la orden con el compadre Bravo y le dirá qué hacer'”, habría dicho Guzmán Loera. “Memín” se reintegró de esa forma al cártel, según su testimonio.

Alex Cifuentes también fue cuestionado por la defensa si acordó con su hermano su testimonio en la corte, así como la colaboración con autoridades, pero él negó haberse comunicado con Jorge a la cárcel específicamente para ese tema.

Hoy el único testigo de la defensa podría revelar nueva información sobre asuntos de mayor fondo en ese grupo criminal.