Cuánto dura la correa de distribución y cuando cambiarla

Si no se cambia a tiempo, los daños que podría sufrir el auto serían irreversibles

Cuánto dura la correa de distribución y cuando cambiarla
Foto: shutterstock

Si bien su cambio puede ser algo costoso, es más rentable cambiar la correa de distribución a tiempo que gastar mucho más en una reparación mecánica a futuro. Por eso debes estar atento a las señales que indiquen que la correa debe ser cambiada.

Importancia de la correa de distribución

Esta correa se encarga de sincronizar el funcionamiento total del motor. Si falla la correa, el motor deja de funcionar de inmediato.

Si se fuerza la marcha con una correa rota, se pueden producir más daños en el motor que lo pueden dejar inservible. De allí la importancia de prestar atención a cualquier sonido extraño produzca, o de señales que muestren anomalías.

¿Cuánto dura la correa de distribución?

La correa de distribución tiene una duración relativa dependiendo de cada auto y  modelo. Hay otros factores que también juegan un papel muy importante, como el uso y el ambiente, el tipo de terreno por donde se transita.

De acuerdo a lo que estipulan muchos manuales, esta correa tiene una duración que va de los 60.000 a los 160.000 mil kilómetros.

¿Cuándo cambiar la correa de distribución?

Además de cambiarse cada 60.000 kilómetros, debes estar atento a las siguientes señales que son indicativos de que tienes que cambiar la correa de tu auto:

Si el vehículo está detenido, y con el motor encendido empieza a vibrar, tienes que revisar y posiblemente hacer cambio de correa. Esto se debe a que los pistones y las válvulas están realizando un mayor esfuerzo de lo normal.

Al tener problemas con el encendido, tienes que revisar el estado de la correa, ya que su falla podría ser la causante.

Si se escuchan ruidos provenientes de la transmisión, deberías revisar con urgencia el motor debido a que probablemente exista una tensión inadecuada, y la correa se puede romper en cualquier momento.

Escuchar a tu auto es importante para saber si debes hacerle mantenimiento oportuno. De esta forma evitarás dolores de cabeza y gastos inesperados.