El Garden ovaciona a Nowitzki en cómoda victoria de Mavs sobre Knicks

El novato Luka Doncic no tuvo su mejor partido en su primera visita a la mítica arena de Nueva York
El Garden ovaciona a Nowitzki en cómoda victoria de Mavs sobre Knicks
Nowitzki celebra su primera cesta del partido: un triple.
Foto: Elsa / Getty Images

NUEVA YORK – Los Dallas Mavericks son uno de esos equipos que este año todos los aficionados al básquetbol quieren ver. Tienen al jugador novato más sorprendente de la NBA y a uno de los veteranos más ilustres y queridos de la liga que está próximo a retirarse.

Los texanos hicieron la noche del miércoles su visita anual al Madison Square Garden y no tuvieron problemas para deshacerse por 114-90 de unos tristes New York Knicks que tienen el peor récord de la NBA.

Sin duda los mejores momentos se dieron cuando Dirk Nowitzki, 40 años, 13 veces All-Star, un anillo de campeón, un MPV y un MVP de las finales, tras 21 temporadas con los Mavericks saltó en el primero cuarto bajo una ovación de buena parte de la arena en pie y ya en el segundo anotó 9 puntos prácticamente seguidos con un triple, dos tiros de dos y dos tiros libres salidos de su aún excelsa muñeca.

En los últimos minutos, Nowitzki volvió a saltar a pista para “enchufar” otro triple y otra canasta de dos ante el delirio de los espectadores. El alemán terminó con 14 puntos.

El otro gran atractivo de la noche era Luka Doncic, jugador de 19 años que la semana pasada se convirtió en el más joven de la historia de la NBA en lograr dos triples dobles. Pero el esloveno no estuvo a la altura de sus posibilidades en su primera visita a la Meca del Básquetbol, aunque en el último cuarto, con el partido decidido, elevó sus estadísticas hasta los 16 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias.

Otro momento destacable del partido fue la entrada en cancha del turco Enes Kanter, que no había jugado los cuatros juegos anteriores por decisión del técnico, lo que no había gustado a muchos aficionados de los Knicks y que corearon su nombre varias veces hasta que lograron que fuera puesto en pista.

Kanter salió entre ovaciones y besó el logo de los Knicks sobre suelo del Madison Square Garden.