Pregunta de un jurado sobre cómo ‘El Chapo’ paga a sus abogados retrasó alegato de la Fiscalía

Una mujer miembro del jurado creía importante saber si el narcotraficante estaba pagando con su dinero a sus abogados o no, algo que nunca fue mencionado durante el proceso
Pregunta de un jurado sobre cómo ‘El Chapo’ paga a sus abogados retrasó alegato de la Fiscalía
Joaquín "El Chapo" Guzmán (c) junto a su abogado Eduardo Balarezo (d), y la intérprete (i), mientras escuchan los argumentos finales de la fiscalía.
Foto: Jane Rosenberg / EFE

BROOKLYN, NY – Era un día importante en el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. Mucho más periodistas de lo habitual acudieron aún de noche a la corte de distrito de Nueva York en Brooklyn para lograr un sitio en la sala y escuchar los argumentos finales de la Fiscalía contra el líder del cártel de Sinaloa, al que acusa de 10 cargos que hoy se presentaron uno a uno de nuevo.

Pero la mañana arrancó con una sorpresa. Poco después de las 9:30 am, misma hora en la que arranca el juicio cada día, el juez Brian Cogan dijo que había un problema con el jurado.

Una de las mujeres que forman parte del jurado había dicho -explicó el juez- que para ella era importante saber si el acusado, “El Chapo”, estaba pagando a sus abogados con su propio dinero o no.

Cogan explicó entonces que esa pregunta de la jurado suponía un problema porque ese hecho -si “El Chapo” paga a su equipo de abogados o no- no había sido presentado como evidencia en ningún momento del juicio, por lo que no debía ser tenido en cuenta por el jurado a la hora de tomar una decisión sobre el caso.

El juez Cogan, que a continuación consultó en privado con la defensa y la fiscalía sobre la situación, decidió tener una reunión fuera de la sala con ese miembro del jurado, en un receso del juicio.

A la vuelta del receso, el escribiente de la corte leyó en voz alta la conversación entre el juez y la mujer, en la que Cogan le explicaba por qué era relevante su pregunta sobre cómo “El Chapo” paga o no a sus abogados, y por qué no podía tenerla en cuenta a la hora de emitir un veredicto.

La mujer (la identidad del jurado no es pública) le aseguró a Cogan que entendía la situación y que sería capaz de emitir un veredicto sin que sus dudas sobre el pago a los abogados influyeran en su decisión.

Leída toda la conversación, ambas partes aceptaron la decisión de seguir adelante con el mismo jurado.

El juez también apuntó que otro jurado -el suplente número 6- debía regresar el lunes a su trabajo por presiones de su jefe, pero tras reunirse con él en otro breve receso, el jurado le dijo que quería seguir siendo parte del juicio.

Entonces el proceso pudo continuar con el orden del día esperado: la explicación punto por punto de los 10 cargos contra Guzmán Loera presentados por la fiscal Andrea Goldbarg, que incluyen las acusaciones de liderar una organización criminal; manufacturar y distribuir cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana; introducir cocaína en Estados Unidos; posesión y distribución de cocaína en Estados Unidos; uso de armas; y lavado de dinero.