Evita estos errores al pedir un aumento de sueldo

Deberías tener un buen plan si quieres lograr que te den ese aumento que tanto quieres
Evita estos errores al pedir un aumento de sueldo
Evitar estos errores te podría ayudar a conseguir un mejor sueldo.
Foto: geralt/Pixabay / Pixabay

Es posible que sientas que mereces un aumento de sueldo por todo lo que haces en tu trabajo; pero, ¿sabes cómo hacerle esta solicitud a tu jefe y tener lo que quieres? Sigue leyendo, descubre algunos de los errores que podrían evitar que tengas ese ingreso extra que tanto anhelas, ¡y esquívalos a toda costa!

Hablar sin prepararte

Lo ideal es que no improvises cuando vayas a hablar con tu jefe. Mejor, llega bien preparado con una lista de razones que justifiquen por qué mereces un aumento de sueldo. Ensaya cada una de ellas hasta que las digas de manera convincente. Además, deberías mencionar si te han dado nuevas responsabilidades en la empresa, así como los proyectos importantes que hayas encabezado.

Llegar en mal momento

Pedir un aumento de sueldo cuando tu jefe anda estresado o con exceso de trabajo, podría ser una mala estrategia. En su lugar, usa el sentido común y elige el momento ideal para abordar este tema. Este podría ser en un día con una carga laboral relajada o cuando el patrón simplemente esté de buen humor.

No conocer el valor de tu puesto

¿Tienes idea de cuánto dinero extra deberías estar ganando? ¡Pues, deberías averiguarlo! La razón es que, si descubres que otras personas que están en puestos similares al tuyo tienen un mejor salario, entonces sabrás que estás en lo correcto al solicitar que te paguen más.

No usar los números a tu favor

Evita ponerte sentimental al explicar por qué mereces un aumento, ya que no hay nada más definitivo que exponer los resultados en números. Por eso, calcula el dinero y los porcentajes que has logrado en beneficio de la empresa. Ya sea que hayas hecho grandes ventas o aumentado la productividad de los empleados, coméntaselo a tu jefe de una forma que se pueda medir.

No tener un plan B

Aunque tu meta principal sería ganar más dinero, podrías negociar otros beneficios si no te dan un aumento de sueldo. Por ejemplo, podrías pedir que te den más tiempo de vacaciones o trabajar desde casa algunos días a la semana. Recuerda mantener tus opciones abiertas y no te concentres solamente en los billetes.

Como ves, pedir un aumento de sueldo requiere de una muy buena preparación de tu parte. De esta forma, tendrás argumentos totalmente justificados que harán que tu jefe no tenga otra opción que pagarte mejor.

También te puede interesar:
Ghosting en el trabajo: cuando es más fácil “esfumarse” que renunciar a un empleo