ICE confirma alimentación forzada a inmigrantes detenidos en huelga de hambre

Esta práctica ha producido en los inmigrantes hemorragia, vómitos nasales y rectales

ICE confirma alimentación forzada a inmigrantes detenidos en huelga de hambre
Agentes de ICE realizando una captura
Foto: ICE

Ante la presión de los medios de comunicación las autoridades de inmigración tuvieron que confirmar una recia práctica a la que pueden terminar sujetos inmigrantes detenidos en cárceles de ICE en todo el país.

En un comunicado difundido este jueves ICE reconoció que al menos seis inmigrantes detenidos en huelga de hambre fueron alimentados a la fuerza a través de tubos nasales, mientras que otros nueve inmigrantes solicitantes de asilo continúan en huelga de hambre.

Once de los detenidos que rechazan la comida, algunos llevan más de un mes, están bajo custodia en el Centro de Procesamiento de El Paso, Texas. En Miami, Phoenix, San Diego y San Francisco se reportan cuatro casos más de inmigrantes huelguistas de hambre.

Ruby Kaur, abogada de dos de los detenidos en Texas, dijo en un reporte de NPR que sus clientes son inmigrantes indios que ingresaron a los EEUU a través de la frontera sur hace más de seis meses y se entregaron a los funcionarios en espera de tramitar su asilo .

“Tienen tubos que se les han metido en la nariz y IV les está administrando líquidos. Es extremadamente doloroso y en contra de su voluntad”, dijo Kaur a NPR, agregando sus clientes le dijeron en una conversación telefónica que estaban experimentando hemorragia y vómitos nasales y rectales.

Según se conoció la huelga de hambre lleva desde principios del año nuevo para llamar la atención sobre lo que dicen que son condiciones inhumanas, amenazas verbales repetidas de deportación y por la angustia creada por una falta de información sobre sus casos migratorios.

Kaur dijo que hasta hace 10 días, aproximadamente cuando un juez federal ordenó la intubación nasogástrica, tanto sus clientes como varios otros, fueron recluidos en régimen de aislamiento durante dos semanas “para intimidarlos” para que pusieran fin a la huelga de hambre.

En el comunicado oficial ICE dijo que “respeta plenamente los derechos de todas las personas a expresar su opinión sin injerencias” y que “no toma represalias de ninguna manera contra los huelguistas de hambre”.

Sin embargo ICE  justifica sus sus acciones en el fallo de un juez federal en el Distrito Oeste de Texas que firmó las seis órdenes de “hidratación / alimentación sin consentimiento” entre el 15 de enero y el 17 de enero.