90% de las farmacias independientes de NYC temen desaparecer este año

Los dueños se quejan de prácticas monopólicas, pero la Asociación de Administración de Atención Farmacéutica ofrece una versión distinta

90% de las farmacias independientes de NYC temen desaparecer este año
El Bronx, NYC
Foto: GOOGLE MAPS

Para muchos neoyorquinos, los farmaceutas locales son la cara de la atención médica en sus comunidades.

Pero de acuerdo con una encuesta reciente entre más de 500 establemientos realizada por la Sociedad de Farmaceutas de la Ciudad de Nueva York, más del 90% piensa que reducirán horas o empleados este año.

Los Administradores de Beneficios de Farmacia (PBM) determinan cuánto pagan las farmacias por los medicamentos que venden. El problema es que tres compañías -CVS Caremark, OptumRX y Express Scripts- administran el 70% de la relación entre los medicamentos y los pacientes, y prácticamente no están reguladas.

“Son los intermediarios (PBM) que hacen los precios, hacen los tratos entre los fabricantes de medicamentos, las compañías de seguros y las farmacias”, comentó a Pix11 Roger Paganelli, cuya familia tiene el expendio “Mt. Carmel” en El Bronx desde 1923.

“Sobreviviré este año, pero más allá de eso no lo sé”, dijo Bob Hopkins, quien ha administrado la farmacia “World’s Fair” en Flushing durante más de una década.

Él dice que no tiene idea de lo que otros farmaceutas cobran por los mismos medicamentos que está vendiendo porque hablar de ello no está permitido por contrato de PBM. Agrega que a veces también se les prohíbe darles a sus pacientes los medicamentos que necesitan porque los PBM, algunos de los cuales tienen sus propias farmacias en Internet, requieren que los pacientes completen sus recetas en línea o reservan las ventas a farmacias de cadena.

Predice que si algo no cambia habrá desiertos de farmacias en toda la ciudad donde los pacientes más vulnerables no podrán obtener de manera oportuna los medicamentos que requieren.

“Dígale a alguien que tiene 80 años de edad, en este clima (de invierno), que salga y tome el autobús para ir a buscar su medicamento”, describió.

Hopkins asegura que en los últimos seis meses su tasa de reembolso ha bajado 40%. Lo que significa que cada vez que vende una medicina, podría estar perdiendo dinero.

“Hay una cantidad de medicamentos durante todo el día que tomamos a pérdida”, dijo Hopkins. “Y por contrato no podemos negarnos a surtir la receta”.

Incluso si una farmacia gana dinero con una venta, los PBM pueden recuperar parte de ese monto a través de las tarifas de reclasificación directa e indirecta al final del mes. Los farmaceutas dicen que esas tarifas son completamente impredecibles, por lo que es imposible planificarlas.

“Los PBM se esconden en las sombras y hacen tratos con el mejor pagador al final”, dijo Paganelli. “La farmacia, el paciente, el asegurador, no tienen una idea de eso”.

En su defensa, la Asociación de Administración de Atención Farmacéutica (PCMA), que representa a PBM, ofrece un panorama distinto.

Los PBM “están comprometidos a proporcionar el precio neto más bajo para sus clientes. Una herramienta importante para reducir los costos es promover el uso de opciones genéricas más asequibles. (Estas) estrategias han tenido éxito en ahorrar dinero al estado de Nueva York durante un momento de preocupación por el aumento de los costos de los medicamentos de Medicaid”.

Además, dicen que las farmacias independientes en Nueva York están aumentando. “De 2010 a 2018, el número creció en 572. De hecho, hoy hay más farmacias independientes en Nueva York que en cadena”, agregó el comunicado.