¿Bebé nuevo? Sigue estos consejos para hacer rendir tu dinero

No tienes que gastar de más al comprar su ropa, juguetes o pañales

Un pequeñín de estos podría hacerte gastar mucho si no aplicas estas formas de ahorrar.
Un pequeñín de estos podría hacerte gastar mucho si no aplicas estas formas de ahorrar.
Foto: Daria Shevtsova / Pexels

Si hay un nuevo integrante de la familia, seguramente estarás pensando que vas a gastar una pequeña fortuna en comprarle sus cosas. Pero, por fortuna, esto no tiene que ser cierto; y es que existen algunos buenos trucos para hacer rendir tu dinero en estos casos.

Compra pañales al mayoreo

El costo por cada uno de los pañales te saldrá más barato si los compras a granel. Además, durante el primer año, tu bebé usará muchos de ellos, por lo que te conviene tener un montón en tu casa para no perder tiempo ni gasolina al ir a comprar más.

Amamanta a tu bebé

Si no hay nada que te lo impida por cuestiones de salud, amamanta a tu bebé siempre que puedas. Esto no solamente es más saludable para ti y tu pequeñito, sino que también te ayudará ahorrar dinero al no comprar leche de fórmula, según se recomienda en WebMD.

Cómprale ropa de segunda mano

Recuerda que los bebés no usan la ropa por mucho tiempo, ya que suelen crecer muy rápido. Por eso, en las tiendas de segunda podrías encontrar un montón de prendas en excelentes condiciones y a un precio mucho más económico que si estuvieran nuevas.

No compres tantos juguetes

Como nuevo integrante de este mundo, para tu bebé cualquier cosa será fascinante, nueva y divertida. Como seguramente ya habrás notado, a ellos les encanta jugar con vasos y platos de plástico, así como golpear ollas y sartenes. Así que déjalo divertirse con estos artículos del hogar en lo que crece un poco más y quiera juguetes de verdad.

No compres objetos especiales

Seguramente has visto que hay versiones especiales para bebé de prácticamente todos los artículos comunes y corrientes que usamos los adultos. Puedes encontrar vasos, cucharas, platos, colchas, almohadas y muchas otras cosas más en colores infantiles y divertidos.

El problema es que estos objetos suelen estar un poco más caros. Por eso, para ahorrarte unos billetes, puedes simplemente darle a tu hijo uno de estos artículos en su versión normal. Es posible que muchos de ellos incluso ya los tengas en casa.

Como ves, un bebé no tiene por qué costarte una fortuna. Si te pones listo, podrías encontrar formas de no gastar tanto, al mismo tiempo que sigues consintiendo a tu pequeño.

También te pude interesar: Tips para ahorrar dinero en el mantenimiento de tu coche