Padres educan a padres sobre sus derechos en las escuelas de NYC

El grupo “Padres en Acción”, de Make the Road NY, se ha convertido en una fuerza de lucha y apoyo de familias latinas en pro de miles de estudiantes
Padres educan a padres sobre sus derechos en las escuelas de NYC
Ana Alulema, Flaviana Linares y Marilyn Mendoza en La reunión semanal del Comité Padres en Acción, que educa a padres sobre las escuelas de NYC
Foto: Edwin Martinez / El Diario NY

Flaviana Linares llegó hace 20 años a la ciudad de Nueva York desde Puebla, México. Con mucha honestidad, la madre de familia confiesa que cinco años atrás le costaba mucho trabajo poderse comunicar con los maestros de sus tres hijos para estar bien enterada de su desempeño escolar. Además, admite que no tenía ni idea de cómo exigir sus derechos y los de sus niños en el sistema educativo de la Gran Manzana.

Pero las cosas cambiaron cuando se sumó al “Comité Padres en Acción”, de la organización Make the Road NY (MRNY), un grupo de apoyo que en los últimos 10 años se ha dedicado a educar a miembros de la comunidad en Queens y Brooklyn, para que actúen como líderes en las escuelas de sus hijos.

Somos padres educando a padres, y mayormente madres que entendemos que sin importar si no eres profesional, o si no hablas inglés, o si eres indocumentada, tenemos la responsabilidad de luchar por una mejor educación para nuestros niños y entender que si no estamos empapadas de lo que se mueve en las escuelas, nadie nos va a venir a educar solo porque sí”, aseguró la madre mexicana, mencionando con orgullo que el grupo de padres le cambió su vida.

“Yo me comparo con la mamá que era antes de educarme aquí y veo que era una mamá insegura, sin conocimiento sobre cómo se trabaja en las escuelas, alguien que no exigía nada, y ahora me siento una mamá empoderada”, dijo Linares, quien trabaja en limpieza. “Hoy sé cuáles son mis derechos dentro de las escuelas y entendí que a nosotros nos corresponde investigar y que si queremos que nuestros hijos sobresalgan y sean mejor que nosotros, necesitamos involucrarnos”, enfatizó la activista, advirtiendo que el reto siempre es jalar a más madres.

Una “obligación” de todos los padres

Nosotras somos como hormiguitas construyendo una gran familia, y pasamos la voz todo el tiempo, no nada más para aprender sobre escuelas sino para echarnos la mano, y en muchas reuniones hasta discutimos temas específicos de algunos padres y problemáticas particulares para buscar soluciones”,contó la mexicana, al tiempo que destacó que hay que hacer sacrificios para comprometerse con la que define como una “obligación” de todos los padres, y dejar de lado las excusas.

“Yo conozco a muchas mamás que dicen que no tienen tiempo, que van a dejar de ganar dinero y aunque sé que tenemos que trabajar para poder vivir, también he aprendido que lo que aprendemos aquí no tiene precio. Esto tiene un impacto en nuestras comunidades y en nuestros hijos, quienes nos ven como ejemplo de lucha para salir adelante”, agregó Flaviana, quien tiene una hija en segundo año de universidad, estudiando negocios internacionales, otra en secundaria y un niño en tercer grado. “Como decía mi abuelo: ‘Al que no habla Dios no lo oye’ y aquí aprendemos a usar el privilegio que nos da este estado y este país de salir a levantar la voz”.

Y más allá de la lucha del grupo, Flaviana confiesa que para este 2019 se ha puesto una meta personal, que desarrollará desde Padres en Acción, a fin de tener un impacto en un sector que ve bastante vulnerable.

“Yo quiero seguir inspirando a más madres, y este año mi enfoque van a ser las mamás primerizas. Voy a visitar algunos pre-kinder para empezar a educar a estas madres y mostrarles que pueden hacer mucho y que si empiezan con esa actitud desde temprano, el impacto va a ser más grande en ellas y en sus hijos”, asegura la mujer, nacida en Puebla.

Aprenden más que solo sobre escuelas

Y pasando la voz de padres a padres, hablando en las escuelas, en las calles y hasta en el metro, el grupo ha logrado fortalecerse cada vez más, con reuniones semanales, infaltables.

Marilyn Mendoza, coordinadora del grupo de Queens desde hace más de año medio, asegura que el comité nació cuando padres inmigrantes se dieron cuenta que las escuelas estaban sobrepobladas, que no había recursos para los niños, ni intérpretes suficientes y muchos padres no se podían comunicar con los maestros, pero luego su espectro de acción se fue ampliando.

Nosotros educamos a los padres para que luchen y conozcan el sistema escolar, pero también los educamos en el comité sobre asuntos de inmigración, sobre derechos laborales, sobre salarios, sobre salud, sobre manejo del bullying, sobre orientación sexual y otros temas que forman parte de nuestra comunidad”, afirma la organizadora, destacando varias conquistas de los padres.

“Ellos siempre están trabajando en asuntos de sus escuelas en el día a día, pero también ha habido triunfos a mayor nivel como cuando los padres pelearon para que se quitaran los trailers de la PS 19, de Corona, que estuvieron por años funcionando como salones de clase, en el invierno sin calefacción y en el verano sin aire acondicionado. Los padres lucharon duro y ganaron fondos para esa escuela y se pudo construir una expansión que mejoró las condiciones para cientos de niños”, destacó la cabeza del grupo Padres en Acción, que tiene incidencia en más de 10 escuelas de Queens.

La líder del grupo, quien aseguró que cuando era estudiante de las escuelas públicas de Nueva York vio el ejemplo proactivo de su madre, hizo un llamado a los padres de familia para que no ignoren la “enorme responsabilidad” que tienen de participar en la educación de sus hijos.

Las madres Ana Alulema y Flaviana Linares

Es importante que los padres se involucren en la educación de sus niños y no se confíen en que el sistema les va a dar todo lo que necesitan sin exigir. Y estamos en un momento donde se nos está discriminando por el sitio de dónde venimos, el color de nuestra piel y se nos trata de manera muy diferente, y los padres deben entender que son los primeros abogados de sus niños”, dijo la líder, nacida en Nueva York, de padres mexicanos.  “Si mi mamá no hubiera estado ‘peleando’ con el ‘staff’ de mis escuelas para que me diera lo que necesitaba, yo no hubiera llegado al punto donde ahora estoy”.

Ana Alulema, madre de un niño de 5 años que estudia en la escuela de Corona, PS.19, es otro de los rostros del Comité Padres en Acción, y asegura que aunque en Ecuador se desempeñó como maestra de preescolar, al llegar a Nueva York, hace 10 años, se sintió perdida.

“Hace tres años mi compañera del grupo, Flaviana, me invitó y aunque todavía no hablo bien inglés y sigo estudiando, me he convertido en líder del comité y trato de ayudar a otros padres a reclamar y a que resolvamos problemas que haya en sus escuelas entre todos, antes de que sea demasiado tarde”, asegura la madre de familia, quien trabaja en ventas. “El comité lo que quiere es que nos quitemos el miedo de hablar, así no hablemos inglés. Hay otros métodos y hay por ley traductores en todas las escuelas, es otro derecho que muchos no saben. Por eso la gran meta de nosotros es enseñarle a los padres que todos tenemos voz y aunque sabemos que vamos por buen camino, no podemos bajar la guardia y debemos seguir trabajando fuerte”… como hormiguitas.

DEO reconoce a esta madres

El Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) reconoce la labor del Comité de Padres en Acción, con quien el canciller Richard Carranza incluso se reunió el año pasado, tal y como hizo con otros casi 2,000 padres. Según el DOE, el objetivo de esos encuentros directos, que incluyen dos reuniones mensuales en citas comunitarias a lo largo de la Gran Manzana, es escuchar de primera voz las necesidades y sugerencias de los padres, redundando en acciones.

“Las reuniones del Canciller para escuchar a la gente ha conducido directamente a una serie de reformas que apoyan a familias y estudiantes latinos que hablan otro idioma, incluida la creación del puesto de Oficial Académico Principal y el cambio de nombre a la División de Aprendizaje Multilingüe (…) cuyo objetivo es asegurar que todos los estudiantes dominen el inglés mientras honran y apoyan su multilingüismo, idioma del hogar y cultura”, aseguró el DOE, al tiempo que destacaron el incremento de recursos para los centros educativos.

“A través de nuestra agenda de Equidad y Excelencia para Todos, estamos haciendo inversiones récord en cada escuela y elevando el nivel para todos los estudiantes y el empoderamiento de nuestras comunidades latinas es fundamental para este trabajo”, aseguró un vocero del Departamento de Educación. “A través de nuestra nueva División de Empoderamiento Comunitario, vamos directamente a las familias para obtener sugerencias y soluciones sobre los temas que más les interesan, con un enfoque en el apoyo a nuestras escuelas y comunidades históricamente desatendidas”, agregó el funcionario, haciendo un llamado a los padres interesados, a participar en sus comunidades escolares, incluso participando en las próximas elecciones del Consejo de Educación.

Intensifican campaña para exigir fondos al Estado 

Pero más allá del trabajo de formación sobre sus derechos como padres y hasta las labores de apoyo que se prestan entre ellos a favor de la educación de sus hijos y la manera de lidiar con problemáticas cotidianas, los miembros de Padres en Acción de MRNY también tienen una meta para el 2019: lograr que el Estado entregue a las escuelas lo que les debe.

Así lo destaca Marilyn Mendoza, explicando que los padres de familia “están listos para seguir presionando” para que se haga efectiva la sentencia de la corte de entregar más de $1.9 millones a escuelas de la Gran Manzana, luego de que la Campaña por la Equidad Fiscal (CFE) ganara una demanda, hace más de 15 años, argumentando que el sistema de financiamiento escolar estatal no financiaba las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York de manera justa en la distribución de recursos.

“Es claro que por ser latinos, en nuestras escuelas a la hora de darnos los recursos nos tratan diferente, y queremos que por fin este año el Estado nos entregue los fondos que nos debe y que nos han negado por la manera discriminatoria como atienden a nuestras escuelas, comparadas con comunidades de blanquitos o personas ricas”, dijo la líder del grupo. “El gobernador Cuomo dijo recientemente que nuestra campaña es una fantasma del pasado y una distracción del presente. y sigue sin darnos el dinero que nos debe, poniendo en desventaja a nuestras comunidades. No entendemos por qué Cuomo y los legisladores creen que darle $3.5 millones a Amazon es más importante que darle dinero a nuestros hijos”, agregó la líder de Padres en Acción.

Y como parte de su campaña para el 2019, los padres de familia ya han empezado a hacer viajes hacia Albany para hacer valer sus derechos y reclamar el dinero que les adeudan.

“El pasado 14 de enero fuimos y el 5 de febrero vamos a darnos nuestra madrugada otra vez, y siento que el frío y los sacrificios que hagamos van a dar frutos pronto hasta que el gobernador nos oiga”, aseguró la madre de familia Flaviana Linares.

Ante los reclamos, un vocero de la División de Presupuesto de la Gobernación Cuomo admitió que hay instituciones que no reciben los fondos que requieren y agregó que se asegurarán de que este año los planteles más necesitados vean más recursos. A través del programa Iniciativas de transparencia en las escuelas, se hará un seguimiento más detallado sobre la manera como los distritos escolares están entregando los fondos. El funcionario mencionó que el año pasado por primera vez se exigió la emisión de reportes de la manera como se están usando los recursos, a fin de que haya mayor equidad y destacó que en los últimos 8 años ha habido un  aumento de $8,000 millones.

“El Presupuesto Ejecutivo del año fiscal 2020 incluye un aumento de $1,000 millones en Ayuda para la Educación, y el 70% se destina a distritos escolares de alta necesidad, incluido un aumento de $282 millones para las escuelas de la Ciudad de Nueva York”, dijo el vocero. “El apoyo estatal para las escuelas habrá aumentado en $8.1 mil millones (42 por ciento) desde el año fiscal 2012. Para garantizar que este financiamiento se destine a las escuelas que más lo necesitan, el presupuesto está basado en la primera recopilación e informe estatal de datos financieros a nivel escolar, requiriendo que se dedique una parte significativa del aumento de su ‘Foundation Aid’ para abordar las desigualdades en las escuelas más necesitadas”.