The American Dream School inicia nueva construcción en El Bronx

El 90% de los estudiantes de esta escuela charter son de padres inmigrantes

The American Dream School inicia nueva construcción en El Bronx
Melissa Melkonian, al centro, fundó la escuela intermedia The American Dream.
Foto: Suministrada

Con cascos blancos, pala en mano y muchas sonrisas, las autoridades, maestros y alumnos de The American Dream School (ADS) inauguraron el comienzo de la construcción del edificio para la nueva escuela secundaria en el sur de El Bronx.

La fundadora de ADS, Melissa Melkonian, presidió el viernes 8 de febrero la ceremonia de colocación de la primera piedra que seguirá cambiando vidas.

The American Dream School funciona desde hace casi cinco años (510 E. 141st Street, 4th Floor, El Bronx) y se abrió como respuesta a las necesidades de la comunidad inmigrante radicada en esa zona. Se fundó en 2013 como escuela intermedia y abrió sus instalaciones en otoño del 2014. Es una escuela de lenguaje dual: español-inglés, los dos idiomas principales de esas calles, donde se hablan más de 70 lenguas.

“Nuestra escuela tiene un enfoque de entendimiento de la diversidad de nuestras culturas y lenguajes entre la comunidad latina inmigrante y otras comunidades en el Sur del Bronx”, dijo Luz María Rojas, presidenta de la Junta de Directores de ADS.

Según Luz, es la misma comunidad –los padres y estudiantes– quienes han motivado a seguir luchando por una mejor educación inclusiva para la creación de la escuela secundaria ADS High School Campus.

Si bien ADS ya contaba con la enseñanza secundaria desde hace dos años, no contaban con una sede fija. Ahora la van a tener.

“Estamos muy contentos de lograr este sueño al poner la primera piedra para la construcción de nuestro ADS High School Campus que será nuestra casa permanente”, dijo Luz.

El edificio estará ubicado en el distrito histórico de Grand Concourse, tendrá 5 pisos y una superficie de 33,000 pies cuadrados.

Además de amplios salones de clase, la escuela tendrá un laboratorio de ciencias químicas, un gimnasio en el piso superior, una sala de usos múltiples y una terraza de aprendizaje al aire libre. Subir y bajar por esos cinco pisos va a ser toda una aventura educativa.

“Creo que nuestros estudiantes y profesores merecen una instalación permanente, hermosa y moderna que los inspire todos los días”, dijo Melkonian.

La construcción de este moderno edificio llevará aproximadamente un año: se busca abrir las puertas del ADS High School Campus para el inicio de clases de 2020 y se espera la inscripción de unos 320 alumnos.

Alumnos y padres de familia participaron en la ceremonia de la colocación de la primera piedra del nuevo campus de The American Dream Charter School. /Suministrada

Español-inglés-español

Desde hace casi cinco años la ADS está logrando lo que se propone: ahora que todo se escribe en Facebook y queda documentado los padres y alumnos aplauden la escuela. Hablan de entusiasmo, compromiso, entendimiento, comunicación. De cómo aprendieron a ser valientes, líderes. Hablan de felicidad. Y lo escriben en español y en inglés.

En ADS los números latinos prevalecen: la mayoría de los niños y jóvenes provienen de hogares en donde el único idioma que se habla es el español y alrededor del 90% de los padres de estos alumnos son inmigrantes.

La idea del programa de lenguaje dual es mantener el idioma materno de los estudiantes –preservando el sentido de identidad cultural– y desarrollar sus habilidades en ambos idiomas, ya que esto, se ha demostrado, acelera el aprendizaje de lenguas.

Se trabaja, además, para tener un ambiente que se asemeje al de un pueblo o familia donde los académicos, maestros y la comunidad participen activamente en la vida estudiantil.

Se quiere enseñar y aprender en un espacio acogedor, un espacio que aliente, que de ganas. Sin dudas el nuevo edificio cumple con todas las misiones y visiones de cada uno.

“El objetivo de ADS es motivar a nuestros estudiantes a ser mejores personas, futuros líderes o profesionales de nuestra comunidad”, resumió la directora, Melissa Melkonian.