Una capitana de raíces latinas que salva vidas

Hija de argentinos lidera la Defensa Civil de Israel

Una capitana de raíces latinas que salva vidas
Karin Kvitca Huberman, miembro de las Fuerzas de Seguridad de Israel y especializada en rescates.
Foto: Carmen Villavicencio / El Diario

Tel Aviv.- Tiene 30 años, es mamá de un bebé de 7 meses, en su casa se disfruta del fútbol y cumple una función clave en el Ejército de Israel: salvar vidas. Se trata de la capitana Karin Kavitca Huberman, hija de una pareja de argentinos, que lidera la Defensa Civil al sur de este país del Medio Oriente.

El caso de Karin es especial porque a diferencia de otros ella no solo cumplió con el servicio militar obligatorio de dos años sino que tras pasar un periodo como reservista decidió reingresar al Ejército por amor al uniforme.

Karin cuenta que una “voz en su interior” la empujó para volver a la vida militar. De eso hace ya 5 años.

“Mi corazón me dice que elegí bien y el hecho de tener el apoyo de mi esposo y mi familia me motiva a seguir haciéndolo, aunque sé que es difícil como lo que enfrentaría cualquier otra madre”, admite durante un diálogo reciente con periodistas extranjeras que visitaron una zona cercana a la Franja de Gaza, donde ella se crió porque fue el lugar que sus padres eligieron para establecerse cuando emigraron a Israel en 1984.

El rostro de esta oficial se ilumina cuando habla de lo que le apasiona de la labor que realiza en la Defensa Civil. “Me encargo de preparar a la población en situaciones de emergencia y rescato a la gente en caso de que queden atrapados”.

Con un español que delata su acento argentino, la capitana nos cuenta de manera sencilla la delicada tarea del equipo que tiene a su cargo -la mayoría mujeres- para que el mensaje de qué hacer si hay un ataque con cohetes, explosivos o un desastre natural se quede grabado en la memoria de grandes y chicos. “Tengo 15 soldados que van a las escuelas y enseñan a los alumnos de 10 años cómo hay que actuar”.

También están preparadas para las labores de rescate de edificios que quedan en ruinas. “Tengo mucha gente bajo mi cargo. Esto no lo hago sola. La Defensa Civil prepara a los reservistas para estos casos. Los estamos entrenando día a día”, explica.

Cooperación internacional

Precisamente ese conocimiento para tener la mente fría en situaciones así hizo que fuera parte del equipo de Israel que en el 2017 asistió a las unidades de rescate en México tras el terremoto de septiembre que dejó una estela de muerte y destrucción.

“Fue un honor poder ayudar al pueblo mexicano. Viví una experiencia muy fuerte y de gran solidaridad porque a pesar del momento que atravesaban nos acogieron y todos estábamos juntos salvando vidas”, recuerda, no sin antes remarcar que esta vicisitud hizo que se creara un lazo más fuerte entre Israel y México.

Kavitca, quien estuvo en la línea de fuego tanto en la frontera norte como en el sur, se siente contenta de poder marcar la diferencia en defensa del país que la vio nacer. Ella aspira poder ver más mujeres soldados en la unidad que comanda.

Con su mano en el hombro izquierdo donde tiene colocadas las insignias que se ha ganado con esfuerzo y sacrificio, la capitana expresa: “Estoy muy orgullosa. Mi compromiso es con el uniforme. Estoy en el lugar correcto dando un servicio a la comunidad”.

Esta militar latina está consciente de que cuando suenen las alarmas -por un eventual ataque- su misión es salvar vidas.

Actualmente se calcula que el 30% de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) tiene rostro femenino.

Nota del Editor: Esta entrevista fue coordinada a través de la organización sin fines de lucro Fuente Latina.