Letras: El arco iris del idioma

Los colores, al igual que los sonidos armónicos y determinados aromas, suscitan emociones
Letras: El arco iris del idioma
Foto: Shutterstock

¿Cuál es su color favorito? Como los colores, al igual que los sonidos armónicos y determinados aromas, suscitan emociones, hay quienes suponen que se podría trazar una caracterología según dicha preferencia. En una palabra, dime qué color te agrada y te diré quién eres.

El arco iris, producto de la descomposición de la luz solar, presenta un abanico de colores en el espectro visible, es decir, en lo que alcanzan a percibir los ojos humanos. Una de las leyendas asociadas a ese simpático fenómeno asegura que se pueden encontrar tesoros escondidos donde el arco toca la tierra.

En fin, como en esta columna hablamos sobre letras y no de sicología ni leyendas, vale la pena indicar de dónde viene el nombre de los colores. La palabra color proviene del latín, color, y no es de extrañar que de la lengua madre salga también los nombres de otros colores.

El negro, la ausencia de todo color, viene de la palabra latina niger. Tres colores proceden del latín: el rojo, que el Diccionario de la Lengua Española define como un color de un encarnado muy vivo, deriva de russus. El amarillo _mi color favorito_, que se presenta semejante al oro, procede de amarellus, de amarus, amargo. Y el verde, al que se asemeja a la hierba o la esmeralda, toma su nombre de víridis.

El violeta “color morado, parecido al de la flor violeta”, según el Diccionario, aparece como diminutivo de viola y este del provenzal viula, procedente del latín vitula. Según el filólogo Friedich Diez, vitula viene de vitulari, que significaba saltar.

Otros tres colores tradicionales tienen distintas procedencias. El blanco, el color de la luz solar cuando no está descompuesta en toda la gama de colores del espectro, proviene del germánico blank, que según etimologias.dechile.net era como los teutones llamaban a sus caballos más claros. Blank proviene de blinken, brillar.

Y azul y anaranjado vienen nada menos que del sánscrito. El Diccionario conjetura que azul proviene del árabe lazaward, este del persa lagvard y en última instancia del sánscrito rajavarta, rizo del rey. Y anaranjado o naranja viene del árabe narang, este del persa narang y finalmente del sánscrito naranga.

Jorge Ignacio Covarrubias es secretario general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE)