Trump considera a ex directora de grupo antiinmigrante como nuevo director de USCIS

Según este reporte la "purga" dentro de DHS seguiría con el director de USCIS

Trump considera a ex directora de grupo antiinmigrante como nuevo director de USCIS
Julie Kirchner fue directora ejecutiva de FAIR catalogado como grupo de odio racial
Foto: Getty Images / Captura Linkdin

Según un reporte de Político, el presidente Donald Trump estaría considerando a Julie Kirchner como candidato para ser el nuevo director de USCIS, ante la posible salida del su director actual Francis Cissna, el cual se produciría en la próxima semana, indicaron tres fuentes cercanas a la Casa Blanca.

La preocupación radica en que Kirchner fue director ejecutiva de la Federación Americana para la Reforma Migratoria (FAIR). El Southern Poverty Law Center etiquetó a FAIR como grupo de odio racial en 2008, fundado por un nacionalista blanco que creía que la inmigración conduciría a guerras de razas por lo que han invertido vastos recursos en  presionaron por leyes contra los inmigrantes . 

Kirchner reemplazaría a Francis Cissna, quien se espera sea expulsado esta semana, según el reporte de Politico, citando a un funcionario de la Casa Blanca y tres personas informadas sobre el proceso.

De ser así Cissna sería el último en la “purga” que Trump y el asesor de Stephen Miller están haciendo en el equipo migratorio del gobierno, en el que el primer mandatario dijo que necesita más mano dura.

En ese sentido, Kirchner parece encajar a la perfección. La Federación para la Reforma de Inmigración Estadounidense (FAIR) aboga por una disminución en la inmigración menos legal y, por supuesto, por una guerra frontal contra la inmigración indocumentada.

En 2015, Kirchner dejó FAIR para unirse a la campaña de Trump como asesor de inmigración. En abril de 2017, se desempeñó como asesora del entonces director interino de la Patrulla Fronteriza, Kevin McAleenan quien ahora es secretario interino de DHS tras la renuncia de Kirstjen Nielsen.

De ser confirmado, Kirchner estaría a cargo de la agencia que adjudica las solicitudes de asilo, “green cards”, ciudadanía y renovaciones para programas de protección como DACA y TPS entre muchos otros estatus migratorios, hecho que asusta y preocupa a las organizaciones defensoras del inimigrante en EEUU.