Uno de los bebés más pequeños del mundo ya pudo ir a casa, tras 8 meses en hospitales de Nueva York

Uno de los bebés más pequeños del mundo ya pudo ir a casa, tras 8 meses en hospitales de Nueva York
Connor Florio al nacer en julio 2018
Foto: CAPTURA PIX11

Cuando nació prematuro, pesaba 11 onzas (311 gramos) y cabía literalmente en una mano. Más de ocho meses después de vivir en varios hospitales de Nueva York, finalmente ha podido ir a su casa en Danbury, Connecticut.

Connor Florio es considerado un “bebé milagroso” y uno de los más pequeños en la historia de Estados Unidos. Nació con 26 semanas de gestación en un hospital de Westchester (NY) en julio pasado.

A sus padres John y Jaimie Florio se les dijo que la probabilidad de supervivencia era extremadamente baja, mientras el bebé era rápidamente transferido a la unidad de terapia intensiva del Hospital de Niños Maria Fareri, en Valhalla (NY).

A los cinco meses  de edad, en diciembre, cuando estaba estable y pesaba 6.6 libras (2.9 kilos), fue ingresado en el Hospital de Niños Blythedale, también en Valhalla. Tenía varias afecciones médicas, incluida una enfermedad pulmonar crónica, y comenzó una intensa terapia ocupacional, física y de alimentación.

“Recibió mucho cuidado (médico), pero su familia estuvo aquí casi todo el tiempo y no se puede superar eso”, afirmó el Dr. Dennis Davidson, de Blythedale.

Mientras los médicos y las enfermeras recetaban tratamientos, sus padres proporcionaban amor y sentido del humor.

Connor no sólo sobrevive, sino que prospera. Finalmente, fue enviado a su casa por primera vez esta semana. Ahora pesa casi 11 libras (4.9 kilos), más de 10 veces que al nacer.

“Definitivamente fue aterrador cuando nació, pero ahora es todo lo que esperaba que él fuera y más”, dijo su padre John a Pix11.

En contraste, una niña nacida el pasado 12 de marzo, quizá sea la más grande en la historia de Nueva York, al pesar 15 libras y 5 onzas y medir 23.2 pulgadas.

El niño en abril 2019