Presentan primera demanda contra orden de vacunación obligatoria en Brooklyn

Padres afirman que la Ciudad sobrepasa sus límites y viola sus creencias religiosas
Presentan primera demanda contra orden de vacunación obligatoria en Brooklyn
Muchos padres aseguran que la ciudad viola sus derechos religiosos
Foto: Getty Images

Un grupo de cinco padres presentó este lunes en la Corte Suprema de Brooklyn la primera demanda en contra de la orden de la Ciudad, emitida la semana pasada, y que obliga a vacunar contra el sarampión de forma obligatoria a todos los niños en varios vecindarios donde se concentra la comunidad judía ortodoxa.

La demanda, presentada de forma anónima, indica que las autoridades de la Ciudad sobrepasaron sus límites, y con la orden están violando las creencias religiosas de muchas familias, que se oponen a la vacunación de los pequeños.

El martes pasado el alcalde Bill de Blasio declaró una ‘emergencia de salud pública’ por un brote de sarampión que afecta a varios vecindarios de Brooklyn y ordenó la vacunación obligatoria en cinco zonas postales que incluyen a Williamsburg, el barrio donde está la mayor comunidad ortodoxa de la Gran Manzana.

En los documentos presentados en la corte se nombra directamente a la comisionada del Departamento de Salud de la Ciudad (DHMH), la Dra. Oxiris Barbot, a quien señalan de imponer una medida que va más allá de “los poderes del Comisionado”, y las razones de la orden “no son suficientes para justificar estas drásticas medidas de emergencia”.

“En lugar de utilizar los mecanismos legales disponibles, como el aislamiento o la cuarentena… la Ciudad no solo impuso sanciones penales y civiles graves por no vacunarse, sino que han declarado que las personas no vacunadas contra el sarampión serán forzadas a hacerlo, introduciendo así el espectro de la vacunación forzada injustificable a Williamsburg y la ciudad de Nueva York”, afirma la demanda.

El mandato de la Ciudad, como parte de la emergencia de salud, obliga a los padres a vacunar a los niños que todavía no han sido inmunizados, o de lo contrario pueden recibir una multa de $1,000. Además, las escuelas que reciban a estos menores, pueden enfrentarse al cierre temporal.

Hasta la semana pasada, el brote de sarampión ya afectaba a 287 personas, de las cuales 246 son menores de 21 años y casi todas pertenecientes a la comunidad ortodoxa.

Al insistir en que la Ciudad no ha hecho pública toda la información que maneja sobre la enfermedad, los demandantes insisten en que el brote actual de sarampión no es lo suficientemente serio como para justificar el “período imprudentemente breve de 48 horas” que los residentes de Williamsburg recibieron como orden de vacunarse, el cual expiró el jueves pasado.

Las personas que están en contra de las vacunas no solo están obligadas a inmunizarse contra el sarampión, sino también contra las paperas y la rubéola, vacunas “que son innecesarias y conllevan el riesgo de daño”, dicen los documentos judiciales.

Los padres están demandando por una orden de restricción temporal, interdicto preliminar y una moción para bloquear las órdenes de la ciudad. Hasta ahora la Ciudad no ha comentado sobre la demanda.