El “frenesí” se apodera de Nueva York con el primer “Frenzy Fest” de teatro

El festival, compuesto de seis obras, aborda las distintas manifestaciones de las enfermedades mentales o "episodios de locura"
El “frenesí” se apodera de Nueva York con el primer “Frenzy Fest” de teatro
Seis obras se presentan en el "Frenzy Fest" que inicia este viernes en El Barrio Artspace.
Foto: (Suministrada)

NUEVA YORK – “Frenzy” o frenesí -palabra de raíz latín- es equivalente a “delirio”, una fase en que la excitación parece llevarnos a la inconsciencia.

En un sentido más actual, ligado a una interpretación psicológica, estaríamos hablando de un estado temporal de desenfreno y agitación mental que, en el peor de los casos, puede conducirnos a la violencia hacia nosotros mismos o hacia los otros.

En palabras del psiquiatra puertorriqueño Alfonso A. Madrid sería “la máxima expresión de una emoción que es individual, pero que se puede volver colectiva”.

Según el especialista, puede llegar a ser negativo cuando se pierde el control o el comportamiento transgrede lo que la sociedad considera “normal”.

Loading the player...

Para los creadores del primer “Frenzy Fest” que se realizará en Manhattan, Nueva York, la puesta en escena de las seis obras de teatro de un solo acto que compiten en el evento y que lleva como base el concepto, no solo busca “levantar el telón” a las interioridades de la mente, sino asumirlas como parte intrínseca de la condición humana.

Romper con el estigma en estos temas, tan naturales como la vida misma, debe ser parte del trabajo del artista. Esto lo tiene muy claro la productora y actriz boricua Amneris Morales, quien organiza junto a su hija, Belange Rodríguez; el poeta Jesús Papoleto Meléndez, el coreógrafo Elliott Ortiz y el actor Ivan Goris, el festival, que inicia este fin de semana y culmina el siguiente en El Barrio Artspace.

“Todas las personas v an por lo menos una vez al año donde su médico generalista a un chequeo. Pues yo creo que aún cuando tú estés ‘saludable’ mentalmente y balanceado emocionalmente, debes ir a tu terapista una vez al año a ver cómo anda tu cabeza; a ver cómo has lidiado con tus situaciones durante todo ese año. Antes de esperar a caer en un estado de desesperación, en un estado psicótico, porque muchas veces todos esos estados son una acumulación de sucesos que te llevan a ese punto”, argumentó Morales sobre los alcances del proyecto.

“Si uno le diera seguimiento a nuestra mente como le da a lo físico, nuestra humanidad estuviera más balanceada”, puntualizó.

Asistir al festival, por supuesto, que no sustituye una visita al psicólogo o a un especialista en salud mental, pero estos artistas apuestan a que los espectadores encuentren en la oferta teatral un reflejo de la realidad que viven los seres humanos a diario y que, muchas veces, no se quiere ver: la “normalidad” de las enfermedades mentales o “episodios de locura o de desesperación”, como describe Morales.

“El trabajo del artista es una gran responsabilidad que tenemos en nuestros manos. Y yo he pensado que no, únicamente, debe estar dirigido al entretenimiento. El entretenimiento es importante, incluso, para la salud mental; pero, siempre debe estar ligado a un mensaje, a impactar a esa comunidad que viene al teatro por algún mensaje. Ya establecida aquí en Nueva York,yo también veo esa necesidad en nuestra comunidad latina”, sostuvo la boricua con una carrera en la industria teatral y de televisión que inició cuando era una niña.

Así las cosas, los asistentes a la exposición podrán toparse con la historia de un periodista boricua agobiado emocionalmente por las escenas del huracán María sobre las que debe reportar; una mujer que batalla contra su deseo de morir tras haberse realizado un aborto o una chica que en el parque muestra sus múltiples personalidades.

Morales dijo estar consciente de que abordar la mente humana es complicado de entrada porque no es tangible como otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo, según argumentó, en la selección de las obras que compiten, se logró sintetizar la complejidad del tema para hacerlo accessible a todo tipo de público.

“Las obras son sencillas. No son obras rebuscadas, como que fueras a ver a Shakespeare, por ejemplo…Todas las obras son contemporáneas…Son sencillas, es entrar a lo más dentro de ti; y eso es fácil, en el sentido de que no hay que irse a lo rebuscado o a lo díficil. Al contrario, mientras más sencillo, más fácil tú llegas al sentimiento humano”, argumentó la directora de BIP o El Barrio Independent Productions, compañía que desarrolla la competencia.

Dos de los miembros del jurado que evaluará las entradas del festival son especialistas en ciencias sociales y en salud mental: Zorina Costello, directora del Centro de Espiritualidad y Salud del Hospital Mount Sinai; y Jaime Estades, dramaturgo, sociólogo y profesor de Columbia University.

Verónica Caicedo fundadora de One Festival y Manolo García Oliva, presidente emérito de los Premios ACE completan el panel.

Para boletos, puede acceder a la página web: http://www.bip-nyc.com/, o puede comprarlos en la entrada del teatro que ubica en 215 E 99th St.

A continuación puede ver las fechas de exposición de cada obra, varias de las que son en español y en “spanglish”: