¿Cuáles son los tratamientos existentes más efectivos para combatir el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón puede ser combatido con mayor ventaja cuando se detecta a tiempo

El cáncer de pulmón, es actualmente el tipo de cáncer que más ha cobrado vidas en Estados Unidos. La causa principal del cáncer pulmonar, es el tabaquismo, y tiene dos tipos: cáncer de células pequeñas y cáncer de células no pequeñas.

Aquí te enumeramos los tratamientos principales para atacar este tipo de cáncer, según la web cancer.org:

Radioterapia

radioterapia
Foto: Shutterstock

A través de rayos X se pueden destruir completamente las células cancerosas, o disminuir el tamaño del tumor para luego ser removido por una cirugía.

Incluso, si luego de una cirugía quedan restos, la radioterapia es una opción. O si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo, también se puede usar este método.

Cirugía

Es utilizada cuando el cáncer está en etapa inicial, con el fin de eliminar el tumor en su totalidad. Existe la toractomía abierta y la cirugía torácica asistida por vídeo, que son las más comunes. Dependiendo el tamaño y la ubicación del cáncer, se determinará cuál de estas emplear.

Lobectomía

lobectomía
Foto: Shutterstock

Es la extirpación de un lóbulo pulmonar cuando ya ha sido consumido por el cáncer. Sin embargo, en esta etapa los pulmones aún funcionan bien; queriendo decir que, el empleo de este método depende del buen funcionamiento de los pulmones.

También existe la neumonectomía, donde es necesario remover todo el pulmón, y con este procedimiento  la tasa de mortalidad es de 5 a 8%.

Ablación por radiofrecuencia (ARF) y ablación por microondas (AMO)

Mediante el uso de una aguja, localizan el tumor a través de la piel utilizando corriente eléctrica proveniente de un electrodo que genera calor en la zona. En el AMO, los microondas se crean en la aguja para también generar calor en el área afectada.

Ambos son empleados cuando la persona no puede ser sometido a cirugía, o cuando el cáncer se ha esparcido fuera del pecho.

Por último, no podemos olvidar la quimioterapia, método útil para cualquier estado del cáncer pulmonar. Además de aliviar los síntomas en personas que no pueden recibir cirugía, también hace que las células cancerosas crezcan más lento.

Lo negativo de este último tratamiento, es que causa efectos secundarios como vómitos, náuseas y pérdida de cabello. La buena noticia es que actualmente existen técnicas para evitar que esto suceda.

Recuerda, si el cáncer pulmonar está en una etapa temprana, puede ser atacado completamente y salir de él con éxito. Todo dependerá de aplicar los tratamientos necesarios cuando sea detectado y mantener una actitud positiva ante cualquier circunstancia de la vida.