“Superhéroe” vestido de conejo de Pascua es buscado por pasado violento en Nueva Jersey

Tiene antecedentes de arresto en al menos tres estados por asalto y robo de identidad, entre otros delitos

Como Antoine McDonald fue identificado el guardia disfrazado de conejo de Pascua captado en ardua pelea a puños y patadas  con un cliente en supuesta defensa de una mujer en un bar en Orlando, Florida.

Se trata de un joven de 20 años con un pasado violento en al menos tres estados y una orden de arresto pendiente en Nueva Jersey, según las autoridades.

La grabación de McDonald, quien fungía como guardia en el bar, se volvió viral cuando se publicó en Instagram. En el video, la golpiza es finalmente interrumpida por un policía de Orlando.

No estaba claro por qué se peleaban el hombre y la mujer, pero en el video se escucha a alguien decir “me escupió”. No arrestaron a nadie en el caso. El gerente del bar dijo a NBC News que el policía estrechó la mano del “conejito” y lo dejó ir.

Una investigación posterior reveló que McDonald fue arrestado en el condado Pasco (Florida) en enero por presunto robo de identidad cuando los funcionarios dicen que trató de alquilar un vehículo Uhaul con una identificación falsa.

También se le vincula con robo de autos y a mano armada en Florida, y tiene un “fallo no extraditable para aparecer en Nueva Jersey”, dijo un portavoz de la oficina del Sheriff de Pasco.

Los funcionarios no proporcionaron de inmediato detalles sobre el caso de Nueva Jersey, pero el diario Tampa Bay Times informó que lo buscaban por un robo de vehículos en septiembre de 2018 en South Brunswick. Se lo acusó en el caso y se emitió una orden de arresto, pero las autoridades creen que huyó del estado, posiblemente a Florida, con un nombre falso.

A principios de ese año, fue arrestado por presuntamente acosar a un hombre en las redes sociales y escupir a un empleado de 7-Eleven en South Brunswick también.

McDonald también había sido arrestado junto con otros dos sujetos en dos robos a mano armada casi seguidos en Delaware en 2017, según el diario Tampa Bay Times.

Su paradero no estaba claro hoy martes por la mañana.