Testigo dice que Ozuna estuvo con narcotraficante “Tonka” antes de ser asesinado

El nombre del artista urbano es mencionado en juicio en Puerto Rico por la muerte a balazos de Carlos Giovanni Báez Rosa
Testigo dice que Ozuna estuvo con narcotraficante “Tonka” antes de ser asesinado
La vista preliminar en alzada contra Merced Olivera continuará a las 2 p.m. luego de un receso.
Foto: (Archivo / GFR Media)

PUERTO RICO – Tal como hizo durante el proceso de vista preliminar, José Orlando Báez Rosa testificó que los presuntos asesinos de su hermano, el narcotraficante conocido como “Tonka”, eran viejos amigos de quien por varios años fuera uno de los cabecillas del tráfico de narcóticos en varias zonas del área metropolitana.

En el inicio de la vista preliminar en alzada contra Edison Merced Olivera, uno de los dos acusados por la muerte de Carlos Giovanni Báez Rosa (Tonka), acontecida en la madrugada del 2 de agosto de 2017 en un callejón del sector Cantera, en Santurce, el testigo reiteró igualmente que el occiso estuvo compartiendo con el cantante Ozuna momentos antes de que fuera ultimado a balazos.

El pasado 4 de marzo, la jueza Ada López Santiago, del Tribunal de Hato Rey, encontró no causa para juicio contra Merced Olivera, también conocido como Chino Oriental.

En la mañana de hoy, a preguntas de la fiscal Rosalyn García Pastrana, Báez Rosa testificó que en la noche del 1 de agosto, poco después de las 10  llegó en su motora a la zona de Cantera, donde avistó a su hermano junto a un puñado de personas, entre las que se encontraba el cantante urbano Ozuna, cerca de una carpa ubicada al lado de una de las vías que conectan el sector. De acuerdo con el testimonio, Tonka acostumbraba a acompañar a Ozuna a sus conciertos en el exterior, donde fungía como uno de sus “guardaespaldas”.

Tras detenerse unos minutos para saludar a su hermano y tomarse una foto con el artista, Báez Rosa emprendió camino en su motora hacia un Burger King en la avenida Barbosa, donde comió junto a un amigo por espacio de una hora aproximadamente. Fue a su regreso a Cantera, poco después de dejar al amigo en la calle Milagrosa y de ver que Tonka y Ozuna seguían en el área de la carpa, que Báez Rosa escuchó “cinco o seis” detonaciones de “arma corta” provenientes de la zona en que se encontraban el cantante y el narcotraficante.

Mientras se acercaba a pie a la escena, Báez Rosa dijo que escuchó otra ráfaga de disparos, pero esta vez de “un arma más fuerte”. Relató que en el momento pensó que quizás estaban “probando armas”.

Poco después, sin embargo, pudo distinguir al segundo coacusado, Waldemar Febres Sánchez, disparando en dirección al área en la que finalmente Tonka fue hallado muerto, cerca de su guagua Toyota Sequoia y de una Range Rover blanca en la que la policía encontraría documentos personales de Ozuna.

Durante la vista en alzada, Báez Rosa sostuvo que en la tarde-noche del 2 de agosto se encontraba junto a un amigo, “Kike”, cuando este presuntamente recibió una llamada de Chino Oriental. Durante la conversación de unos 20 minutos de duración, en la que Báez Rosa indicó se quedó callado para “no meter la pata”, Chino Oriental presuntamente justificó la muerte de Tonka al argumentar que no se había estado “dejando llevar” y que estaba compartiendo con miembros de gangas rivales.

Aunque el licenciado Jorge Gordon, representante legal de Merced Olivera, objetó la línea de cuestionamiento de la fiscalía al plantear que ante el posterior fallecimiento de “Kike” resulta imposible validar el relato de Báez Rosa, el juez Aldo González Quesada permitió al testigo proceder con su testimonio.

Gordon igualmente objetó que el ministerio público, representado por García Pastrana y Francisco González, trajera a colación una presunta reunión realizada en casa de Tonka unas tres semanas antes del asesinato, en la que, según el testigo Báez Rosa, Chino Oriental le había expresado su preocupación acerca del comportamiento reciente de su hermano.

No obstante, Báez Rosa señaló que, en el momento, no tomó las advertencias de Merced Olivera como una amenaza de muerte contra Tonka.

Merced Olivera, quien enfrenta cargos por asesinato y dos violaciones a la ley de armas, también tiene un caso pendiente en el foro federal por delitos relacionados a actividades de narcotráfico.

Ayer, en tanto, la jueza López Santiago tampoco encontró causa para juicio en el caso por separado que se ventila contra Febres Sánchez, aunque la fiscalía de inmediato anunció que igualmente irá en alzada, vista que se pautó para comenzar el 6 de mayo.

Febres Sánchez también enfrenta cargos por narcotráfico a nivel federal.

La vista preliminar en alzada contra Merced Olivera continuará a las 2:00 p.m. luego de un receso.

(Por: Manuel Guillama Capella / Para Primera Hora)