Nuevo plan de DHS en la frontera sur prende las alarmas

Gobierno quiere aumentar soldados en la frontera para que participen en tareas de intendencia y deportación

Nuevo plan de DHS en la frontera sur prende las alarmas
Trump sigue empeñado en mayor presencia militar en la frontera sur
Foto: cbp.gov

Tras los recientes impases en la frontera sur tanto con militares mexicanos como con el aumento de las capturas de inmigrantes que buscan asilo político el gobierno de Donald Trump busca reforzar el apoyo a las autoridades migratorias.

El secretario en funciones del Departamento de Defensa, Patrick Shanahan, está evaluando ampliar la misión de las tropas desplegadas en la frontera con México para que los soldados puedan participar en tareas de transporte, intendencia y deportación, según medios locales.

Shanahan está estudiando en estos momentos una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en la que se pide al Pentágono que los militares amplíen el marco de su misión fronteriza, lastrada por la política de las Fuerzas Armadas de no entrar en contacto con los inmigrantes, desveló este viernes el diario The Washington Post.

El DHS viene denunciando desde hace semanas que, debido al repunte en la llegada de indocumentados, muchos de sus agentes se ven obligados a centrarse en prestar atención a los migrantes que se encuentran en centros de detención, por lo que dejan desatendidas sus labores de control fronterizo.

Por el momento, la misión de los 4,900 soldados desplegados actualmente en la frontera, entre militares en activo y reservistas de la Guardia Nacional, se limita a reforzar el muro que separa el país de México, construir y mejorar carreteras e instalar luces.

Precisamente este viernes, el DHS ha anunciado que obtuvo permiso por parte del Congreso para reemplazar de forma acelerada 26 millas de valla fronteriza, en las inmediaciones de Yuma, una desértica ciudad en la frontera suroeste de Arizona, que se ha convertido en uno de los principales puntos de entrada de migrantes.

Este proyectó comenzó a ejecutarse el miércoles y cuenta con la colaboración del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, de acuerdo a un comunicado del DHS.

Además, en los últimos días, el presidente, Donald Trump, ha asegurado que nuevas tropas se están desplazando hacia la frontera, aunque por el momento el Pentágono ha negado haber recibido la pertinente petición formal del DHS.

Con información EFE