Lanzan plan de peaje para el puente Verrazzano que no afectaría a residentes de Staten Island

El proyecto también beneficiaría a Brooklyn
Lanzan plan de peaje para el puente Verrazzano que no afectaría a residentes de Staten Island
Los representantes locales y federales anunciaron el plan en el puente Verrazzano.
Foto: house.gov

A fin de reducir la congesión vial en Staten Island, Brooklyn y Manhattan desde el puente Verrazzano-Narrows, los representantes federales Max Rose, Jerrold Nadler y Nydia Velázquez impulsan un plan de peaje en ambos sentidos del cruce, el cual no afectaría a los residentes de Staten Island.

La estrategia que forma parte del llamado Plan de Capital 2020-2024 busca, además, aumentar el transporte local en Staten Island y el sur de Brooklyn, un proyecto que es apoyado por la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA), anunciaron los representantes en una conferencia de prensa en el Centro de Visitantes de Fort Wadsworth.

Acompañados por el presidente de la MTA, Patrick Foye, el senador estatal Brian Kavanagh, el asambleísta Peter J. Abbate Jr., la asambleísta Jo Anne Simon y los concejales Justin Brannan y Margaret Chin, los representantes destacaron la importancia del proyecto, al considerar que el cobro de peaje en un solo sentido del puente ha provocado que camiones y tráileres utilicen el cruce.

“Staten Island y el sur de Brooklyn se han utilizado como una vía económica durante demasiado tiempo”, consideró Rose. “Necesitamos acción, y este plan… nos ayudará a lograrlo al reducir drásticamente el tráfico de pasajeros en Staten Island y Brooklyn, al mismo tiempo que se reinvierten los ingresos futuros en los autobuses y el transporte público”.

Foye dijo que la actual tecnología permitiría implementar el proyecto, lo que ayudará a financiar los proyectos del MTA, sobre todo en zonas donde se requiere, como las mencionadas.

“La restauración del cobro de peaje en ambas direcciones, utilizando el peaje electrónico, que no requiere paradas en una zona de peaje, mejorará en gran medida el tráfico y la congestión en Brooklyn y el Bajo Manhattan, al tiempo que capturará nuevos fondos vitales para la MTA”, consideró Nadler.

Los representantes destacaron que el impacto será en diversas vías, ya que se reducirá el tránsito y se aumentarán fondos para proyectos de transporte.

“Este acuerdo también generará fondos adicionales para invertir en mayores opciones de tránsito para el área local”, destacó Velázquez. “Espero trabajar con todos mis colegas a medida que avanzamos en el proceso de asignación de la legislación federal necesaria para permitir el peaje en ambas vías”.

La senadora estatal Diane Savino, representante de Staten Island y el sur de Brooklyn, indicó que actualmente es “incómodo y fastidioso” el tráfico en la zona. “Cambiar a un sistema de peaje de dos vías en el Verrazzano aliviará la pesadilla del tráfico en toda esta región, permitiendo a las personas pasar más tiempo con sus familias y menos tiempo en la carretera”, afirmó.

El también senador estatal, Andrew Gounardes, consideró el plan, como un “cambio menor” con un impacto positivo para las vialidades locales.

“Restaurar el cobro de peaje en dos direcciones también evitará que los automóviles y camiones evadan el cobro de peaje y traigan los ingresos a las arcas de la MTA para ayudar a financiar las necesidades críticas de infraestructura de transporte público que tenemos”, expresó.

La propuesta es parte del Plan de Capital de la MTA 2020-2024, el cual será lanzado en octubre de este año y detallará las inversiones realizadas en toda el área de servicio de la MTA, pero antes de implementarse deberá ser avalado por la Junta de Revisión del Plan de Capital y votado por la Junta de la MTA.