El homenaje más emotivo de la hija de Luke Perry a su padre

El actor falleció el 4 de marzo

Todavía no han pasado ni dos meses desde la trágica muerte del actor Luke Perry, todo un icono de la televisión de los noventa gracias a su papel de Dylan en ‘Beverly Hills 90210‘, pero su hija mayor Sophie ya ha dado un paso de gigante en su objetivo de honrar la memoria de su afamado padre a través de varios proyectos benéficos que lleven su nombre y, lo más importante, terminen de apuntalar su vasto legado artístico y solidario.

Y es que, como ha dado a conocer la joven de 18 años en su perfil de Instagram, ya se han recaudado todos los fondos necesarios para finalizar la construcción de una escuela infantil en la nación africana de Malawi y, asimismo, tanto ella como sus colaboradores han conseguido además que el gobierno les autorice a llamar al centro en honor del malogrado intérprete.

“Gracias a todos los que habéis donado y nos estáis ayudando con nuestros proyectos. Nuestra primera escuela ya está casi hecha y la verdad es que me cuesta expresar todo lo orgullosa y feliz que estoy de ver cómo se inaugura el próximo miércoles. Gracias también a mi maravilloso socio Ruben por luchar tanto a mi lado para que la escuela pueda recibir el nombre de mi padre”, ha escrito Sophie en su cuenta de Instagram.

El trabajo humanitario de Sophie en Malawi se remonta a finales del año pasado y desde entonces la joven ha estado contribuyendo activamente a la implementación de diversas iniciativas de corte educativo, incluyendo la mencionada construcción de varias guarderías. Cuando en la última semana de febrero su progenitor sufrió el infarto cerebral del que desgraciadamente no se recuperaría, Sophie regresó momentáneamente a Los Ángeles para acompañarle en sus últimas horas y, poco después de la fatídica muerte, esta volvía al continente africano para dar continuidad a su labor y tratar de “apreciar” mejor todo lo positivo que queda en su vida.

“Mis primeros días de vuelta en Malawi han sido emotivos y muy duros, pero siento que he hecho lo correcto al regresar. Tengo que acabar aquello que he comenzado y sacar el máximo partido al tiempo que nos queda en este mundo. Hace poco aprendí que quizá no tenemos tanto tiempo como creíamos y por eso hay que apreciarlo. Me he ido de casa demasiado rápido y eso asusta, pero hay un trabajo que hacer y una persona que tiene que sentirse orgullosa de mí”, se sinceraba Sophie en la misma plataforma.