Están cobrando cargos extras por uso de tarjetas de crédito en NYC sin avisar

Muchos comerciantes quieren que los consumidores paguen la comisión bancaria
Están cobrando cargos extras por uso de tarjetas de crédito en NYC sin avisar
La mayoría de las compras las hacen los norteamericanos con dinero "plástico"
Foto: ARCHIVO

La ciudad de Nueva York, la más costosa del país, se ha vuelto aún más cara y no todos se han dado cuenta de la razón.

Una larga batalla judicial que finalizó en enero otorga a los comerciantes de la ciudad el derecho a cobrar más por las compras con tarjeta de crédito. En su lugar, algunas empresas se están creando tarifas furtivas o pregonando “descuentos” en efectivo que no son tales, destacó New York Post.

“¡Pague en efectivo y ahorre!”, anuncia AlMar, un restaurante italiano en Dumbo. Simplemente, mantienen el precio del menú en efectivo y, si es con tarjeta, le suman 4% de recargo.

“No lo supimos hasta que ya habían procesado nuestras tarjetas”, denunció un comensal.

Muchas empresas dicen que tienen que cobrar más para cubrir la comisión del 2 al 4% que deben pagar a las compañías de tarjetas de crédito.

“Tienen una tarifa tecnológica de $4 (dólares) por usar una tarjeta de crédito. Esto es ridículo y trataron de decirnos que todos supuestamente están haciendo esto”, dijo otro crítico en la página Yelp sobre el local “Spanglish NYC” en Bayside.

Ese restaurante mexicano descontinuó rápidamente el recargo y, en cambio, ofrece un descuento sobre los precios del menú si se paga en efectivo. “Estaba recibiendo demasiadas quejas”, dijo David Arias, el dueño del restaurante. “Los clientes no están familiarizados con estos cargos”.

Agregar un recargo como porcentaje aún es ilegal a pesar de que el Tribunal de Apelaciones dijo que ahora se permiten las tarifas adicionales.

Según las nuevas reglas, se supone que el precio más alto de la tarjeta de crédito se indica en “dólares y centavos” en el menú o en la etiqueta de precio para evitar que los consumidores tengan que hacer las cuentas sobre el recargo ellos mismos. Las empresas entonces tienen la libertad de ofrecer un descuento en efectivo real sobre el precio más alto de la tarjeta de crédito, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado.

Las empresas están tratando de lidiar con el uso cada vez mayor de tarjetas de crédito. El gasto en plástico emitido por Mastercard y Visa, incluidas las tarjetas de débito y prepago, representó $6 trillones de dólares en 2018, un aumento del 9.5%  respecto al año anterior, según el Informe Nilson.