Este 1o de Mayo, las licencias nos urgen

Juntos marcharemos para exigir que se aprueben
Este 1o de Mayo, las licencias nos urgen
Los inmigrantes mantienen la presión por las licencias de manejo.
Foto: Suministrada / El Diario
He vivido en Long Island durante los últimos 17 años y nunca he tenido acceso a una licencia de conducir.Durante años he soportado inviernos duros y fríos y me he parado bajo el fuerte sol durante los veranos, esperando que el autobús público me lleve al trabajo o me lleve a recoger a mis hijos a la escuela.

Hubo momentos en que recibía llamadas de la escuela de mi hija—con urgencia me decían que tenía que ir a buscarla porque estaba enferma. Salir del trabajo y esperar que el transporte público me llevara a la escuela de mi hija me llevaba demasiado tiempo y tomar un taxi era demasiado caro.

Mi historia no es única: ésta es la lucha que muchas familias enfrentan día tras día, tanto en Nueva York como en Nueva Jersey.

Este el 1 de mayo, el Día Internacional de los Trabajadores y día muy importante para los trabajadores inmigrantes, me uniré a organizaciones comunitarias y grupos de trabajadores de ambos estados, Nueva York y Nueva Jersey, y juntos marchamos para exigir licencias de conducir para todos los conductores calificados.

La lucha por las licencias de conducir se ha convertido en una prioridad integral de familias como la mía, y necesitamos que las legislaturas estatales de ambos estados tomen acción en esta sesión legislativa y otorguen acceso a las licencias de conducir para todos los residentes, independientemente de su estatus inmigratorio.

Permitir que todos los conductores calificados accedan a las licencias de conducir tiene mucho sentido. Se pronostica que las economías de ambos estados tendrán aumentos de sus ingresos anuales—de $57 millones para el gobierno estatal y local en Nueva York y $11.7 millones en Nueva Jersey.

Además, se espera que los estados vean impactos positivos significativos en la seguridad vial, con más conductores con licencia en las carreteras e incluso tasas de seguro de autos más bajos para todos los conductores. Y lo que es más importante, el acceso a una licencia de conducir protegerá a las familias inmigrantes, que no tendrán que temer que una parada de tráfico de rutina pueda llevarlas a ser detenidas y separar a sus familias.

El apoyo para permitir las licencias de conducir para todos, independientemente de su estatus inmigratorio, está creciendo. En una reciente encuesta estatal de Nueva York según Data for Progress, los datos mostraron un apoyo público positivo para la legislación y ambos gobernadores estatales han dicho que firmarán este proyecto de ley, si llega a su escritorio.

Ahora, más que nunca, necesitamos que nuestros legisladores y gobernadores, tanto en Nueva York como en Nueva Jersey, intensifiquen su apoyo y hagan que las licencias de conducir para todos se hagan realidad este año.

Actualmente hay 12 estados, incluido el estado vecino de Connecticut, además de Washington D.C. y Puerto Rico que se han defendido la seguridad pública y han luchado para mantener unidas a las familias inmigrantes.

Nueva York y Nueva Jersey necesitan hacer lo mismo y dar luz verde para que todos los habitantes tengan acceso a una licencia de conducir.

Silvia García es miembro de Se Hace Camino Nueva York, la organización comunitaria de base más grande de Nueva York que ofrece servicios y organización a la comunidad de inmigrantes. En Twitter: @MaketheRoadNY