El caracol, la posición para hacer el sexo más profundo

Todo radica en hacer movimientos lentos y rítmicos
El caracol, la posición para hacer el sexo más profundo
El caracol ofrece penetración profunda.
Foto: Shutterstock

¿Qué tal una postura que te ofrezca poco esfuerzo físico, pero sensaciones bien intensas? Así es el caracol, la posición para hacer el sexo más profundo.

Es muy fácil de conseguir y es ideal para terminar un día muy ajetreado donde el cansancio apremia, pero aún así quieres experimentar el máximo placer junto a tu pareja.

La posición del caracol inicia como un misionero común en el que ella se tumba boca arriba en la cama y él procede a la penetración, pero en un momento del encuentro, ella coloca sus tobillos sobre los hombros de su pareja.

Es aquí donde comienza el caracol: él inicia los movimientos lentos y acompasados para aprovechar su energía al máximo, liberar el estrés de un día ocupado y disfrutar las profundas sensaciones que la postura permite. En tanto, ella puede aprovechar sus manos libres para acariciar su propio cuerpo o el cuerpo de su compañero.

Los movimientos lentos y la profundidad que alcanza la penetración, les permitirán alcanzar el orgasmo sin demasiado esfuerzo, en una postura que permite el placer, pero también la relajación.