Concejo Municipal refuerza lucha contra el acoso a inquilinos con 17 nuevas leyes

El paquete de medidas incluye una que busca acaba con el vacío legal llamado "Kushner", en referencia al yerno del presidente Trump
Concejo Municipal refuerza lucha contra el acoso a inquilinos con 17 nuevas leyes
Las legislaciones aprobadas buscan frenar los casos de acoso y violaciones a los derechos de los inquilinos.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Cuando falta poco más de un mes para que expiren las leyes de renta estabilizada el próximo 15 de junio, y mientras la Legislatura en Albany no avanza en aprobar la renovación de esas medidas, en la Gran Manzana el Concejo Municipal sigue dando pasos para reforzar la lucha contra el acoso a inquilinos, con la votación de un paquete legislativo que contiene 17 nuevas propuestas.

Las medidas fueron aprobadas el miércoles, y el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson las catalogó como cruciales para frenar los casos de acoso y violaciones a los derechos de los inquilinos que se están volviendo cada vez más comunes. El objetivo de pasar estas leyes, aseguró, es brindarles a los inquilinos más vulnerables de la ciudad de Nueva York más protecciones y medidas contra los propietarios que intentan desalojarlos usando tácticas que les permiten “engañar al sistema”.

“Este paquete de proyectos de ley junto con el fortalecimiento de nuestras leyes de alquileres marcará una diferencia en nombre de los inquilinos”, dijo Johnson, refiriéndose a la serie de reformas de alquileres que se debaten en Albany.

“Buscamos prevenir el desplazamiento de inquilinos al darles herramientas valiosas para que permanezcan en sus hogares y en sus comunidades. Las leyes penalizan a los propietarios abusivos y a todos aquellos que acosan a los inquilinos y tratan de obligarlos a abandonar sus viviendas”, enfatizó el presidente del Concejo, agregando que estamos en medio de una crisis de desamparados y, “tenemos que mantener a las personas en sus hogares”.

Cierra vacío legal ‘Kushner’

El paquete de leyes incluye una que acaba con el vacío legal llamado “Kushner” -en referencia al yerno del presidente Trump-,  que permitía a los propietarios presentar documentos falsos ante el Departamento de Edificios de la Ciudad (DOB).

Hace un año se descubrió que la firma de bienes raíces de la familia de Jared Kushner, Kushner Cos., afirmaba falsamente que no tenía inquilinos con renta regulada en docenas de edificios que poseía cuando en realidad tenía cientos.

Específicamente se descubrió que la compañía Kushner presentó al menos 80 solicitudes falsas de permisos de construcción en 34 edificios entre 2013 y 2016, en las cuales se indicaba que no había inquilinos con alquileres regulados que vivieran en esos inmuebles, cuando luego se determinó que más de 300 unidades estaban reguladas por ese tipo de alquiler.

La medida presentada por el concejal Ritchie Torres se enfoca en este tipo de actividades ilegales por parte de los propietarios, particularmente para sacar a muchas unidades del estatus de ‘reguladas’, y requiere que el DOB utilice los datos que maneja la División de Vivienda y Renovación de la Comunidad del estado sobre las unidades de renta regulada, para hacer auditorías sobre los reportes que hacen los propietarios sobre estos apartamentos, y así verificar si han estado haciendo declaraciones falsas.

Freno a construcciones innecesarias

Tres de los proyectos aprobados, que fueron presentados por la concejal Helen Rosenthal,  buscan terminar con los ‘vacíos legales’ que permiten a los caseros usar las construcciones como una forma de acosar al inquilino.

Una estas medidas busca impedir que los propietarios utilicen la construcción como medio de hostigamiento, mientras las otras obligan a los propietarios a obtener y divulgar cuatro años de historial de alquiler a los inquilinos, y penalizan a los propietarios de edificios que falsifican información en documentos de construcción.

“La construcción como una forma de hostigamiento a los inquilinos pone en riesgo la seguridad de los residentes y contribuye a nuestra crisis de vivienda asequible”, dijo la concejal Rosenthal. “La necesidad de mis propuestas se ilustra en los casos en toda la ciudad, incluido un edificio en mi distrito que ha perdido dos tercios de sus 300 apartamentos con renta estabilizada desde 2007”.

Entre tanto, el concejal Mark Levine indicó que uno de los proyectos de ley, presentado por él, requiere que los propietarios de varias unidades compartan su historial de alquileres, que se obtenga del Departamento de Renovación de la Vivienda y Comunidad del estado, lo que permitiría a los inquilinos determinar si se justifica un gran aumento en sus alquileres.