¿Se te cae el cabello? Un tricólogo puede ayudarte

Este especialista, poco conocido, es la respuesta para tener una melena saludable
¿Se te cae el cabello? Un tricólogo puede ayudarte
La tricología  estudia el cabello, su estado actual, las causas que motivan la caída, entre otras cosas.
Foto: Shutterstock

Si no se tiene una cabellera saludable hay que irse a la raíz del problema, literalmente. Y para ello hay un experto: el tricólogo.

De la palabra tríchoma (cabello en griego), aunque el término es desconocido por muchas personas, el tricólogo es el profesional médico encargado de la salud capilar. La tricología estudia el cabello, su estado actual, las causas que motivan la caída, entre otras cosas.

“No somos doctores pero somos una conexión con ellos y les sugerimos a nuestros clientes los chequeos médicos que consideramos necesarios”, explica explica Stephen Pullan, consultor tricólogo del salón Phillip Kingsley (Philip Kingsley). 

“Revisamos los resultados de los resultados de dichos exámenes desde la perspectiva del cabello, antes de recomendarles el tratamiento adecuado”, agrega.
Pullan aconseja tomarse la salud del cabello y sobre todo del cuero cabelludo muy en serio, y no esperar a que sea demasiado tarde para consultar a un experto.
“Yo comparo visitar a un tricólogo con visitar a un dermatólogo, nunca es demasiado temprano. Muchos esperan a tener un problema para hacerlo pero aunque se tenga un cabello sano, podemos ayudar a la persona a escoger el champú adecuado, le recomendamos el tratamiento correcto para su tipo de pelo, etc”, asegura.

Sin duda alguna, una de las razones más comunes entre quienes lo consultan, cuenta Pullan, es la pérdida o caída del cabello. En esos casos, el experto con más de 30 años de experiencia analiza cuatro categorías: salud de la persona en general, cambios hormonales, herencia genética y alimentación.

Hay ciertos problemas médicos que se reflejan inmediatamente en el pelo, asegura el experto, como la anemia y la falta de hierro; y los problemas de tiroides, como el hipotiroidismo (cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea) o el hipertiroidismo (cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea).

“La tiroides es muy importante porque es una glándula que detecta cuánta proteína hay en el cuerpo, dónde hay que dirigirla y cómo el cuerpo la metaboliza. Aunque le persona se alimente bien, si la tiroides tiene problemas, el cabello seguramente no recibirá las vitaminas necesarias”, asegura.

Es normal perder entre 40 a 80 cabellos al día, que cuando se reemplazan no hay problema. Pero cuando no ocurre, el estrés, como es común escuchar, también puede ser la causa.

“Yo soy muy cuidadoso al usar la palabra, porque al estrés lo culpamos de todo, pero si creo que juega un papel en la salud del cabello. Si la persona no duerme lo suficiente, por ejemplo, el cuerpo no se rejuvenece y no tendrá energía suficiente, además la persona seguramente comerá de manera menos saludable y la digestión se afectará, así como la absorción de las vitaminas, incluyendo las necesarias para el bienestar del pelo”, dice.

La salud del cuero cabelludo es vital para evitar problemas serios de caída del cabello./Shutterstock

El cuero cabelludo

Es literalmente la base del cabello, pero no todos le prestan atención. Picazón, caspa, resequedad, son síntomas de que algo anda mal.

“La inflamación del cuero cabelludo es, por ejemplo, la causante de muchos problemas de caída. El eczema y la psoriaris también atacan esta zona, así como los problemas estomacales y de digestión”, asegura Pullan.

Los factores ambientales también influyen. El aire frío de invierno puede resecar el cuero cabelludo, mientras que la humedad del verano suele agravar ciertas condiciones de la piel en esa área. Además, el uso inapropiado de champúes y acondicionadores se suman al problema.

“Algunos productos pueden dejar residuos, que no es grave, pero otros irritan y resecan causando una reacción muy negativa”.

Entre los cuidados básicos, el experto aconseja lavar el cabello a menudo, con un champú suave.”Nuestro consejo en Phillip Kingsley es no tener miedo de lavarlo diariamente”.

Masajear el cabello suavemente cuando se limpia, retirar bien los productos y evitar el contacto directo del acondicionador con el cuero cabelludo son otros de los consejos. Asimismo, marcas como Phillip Kingsley tienen productos especiales dedicados al cuidado de esta zona.

“Una de las razones para consultar un tricólogo es obtener un análisis general del estado del cuero cabelludo, las posibles causas del problema que se tenga y sus posibles soluciones”, concluye Pullan.