¿Qué debemos?

La morosidad sube en los préstamos a estudiantes, los de autos y las tarjetas de crédito
¿Qué debemos?
Los más jóvenes son los que más atrasados están a la hora de devolver lo que deben en sus tarjetas./Shutterstock

Cada tres meses la Reserva Federal hace balance y toma el pulso a las deudas de los estadounidenses. Y estas no dejan de crecer. A 31 de marzo los hogares de EEUU debían $13.67 billones (es decir una cifra con 13 dígitos), un 0.9% más que en el cuarto trimestre del año pasado.

Los hogares de EEUU han incrementado sus deudas durante 19 trimestres consecutivos hasta el punto de exceder la deuda que se tenía cuando el país entró en la crisis del crédito que desencadenó la Gran Recesión. No obstante, ahora la situación es muy distinta.

Los balances de los préstamos estudiantiles que suponen $1.49 billones.

Estos son algunos datos más sobre nuestras deudas.

  • Morosidad

Los préstamos estudiantiles son de lejos los que más retrasados de devolución están seguidos de los de las tarjetas de crédito.

“El ritmo al que los balances de tarjetas entran en morosidad ha ido subiendo y coincide con un incremento de acreedores jóvenes entrando en el mercado” explica en un comunicado Andrew Haughwout, vicepresidente de la New York Fed. Pero no hay razón para desatar las alarmas de la preocupación “esta morosidad suben desde niveles muy bajos  y está por debajo de los niveles anteriores a la recesión”.

También la morosidad seria (más de 90 días) está al alza en los créditos de autos aunque lejos de su pico.

En lo que definitivamente están poniendo mucho más celo los americanos es en pagar sus hipotecas y sus líneas de crédito ligadas a su propiedad inmobiliaria (HELOC). Las primeras están en un nivel de morosidad baja similar a la que se registró antes de la crisis y la falta seria de pago en los HELOC está también a la baja.

Quienes más retrasados están con sus deudas son los más jóvenes, los que tienen entre 18 y 29 años seguidos de los que tienen 30 a 39 años de edad, sobre todo en sus préstamos para comprar carros y las tarjetas de crédito. Curiosamente en lo que respecta a los préstamos para estudiantes quienes más retraso tienen en la devolución de más deuda son los más mayores, los que tienen entre 40 y 49 años. La morosidad está al alza entre los que tienen más de 50 años.

En total la morosidad afecta al 4.6% de la deuda, unos $623,000 millones. La mayoría está en lo que se denomina como morosidad seria, es decir que hay retrasos en los pagos de más de 90 días.

  • ¿Menos deuda a corto plazo?

Entre enero y marzo no hubo un gran apetito por abrir nuevas líneas de crédito para comprar casas o autos. Las aperturas de nuevas hipotecas (o refinanciaciones) sumaron $344,000 millones, una fuerte caída con respecto al último trimestre de 2018 y el volumen más bajo desde mediados de 2014.

En el caso de los autos hay una ligera caída con respecto a fines del año pasado.

Donde se extienden las líneas de crédito es en las tarjetas que han vuelto a subir estos límites por 25 trimestre consecutivo.

El número de peticiones de examen de informes de créditos en los últimos seis meses, un indicativo de la demanda del crédito ha caído al nivel más bajo en la historia de este dato.

  • ¿Quién tiene hipoteca?

Menos hogares que nunca desde que se tienen datos sobre ello. A finales de 2018 solo el 26% de los americanos entre 20 y 69 años tenían una hipoteca. Antes de la crisis, en 2006 el 34% tenía este tipo de crédito para comprar una casa.

  • Calidad crediticia

Para conseguir una hipoteca hay que estar muy preparado. La calificación media con la que se han extendido hipotecas es de una media de 759. Solo el 10% de los préstamos para comprar una casa se han hecho a favor de personas con una calificación crediticia menor a los 647.

Comprar un carro a crédito es algo más fácil, la calificación media que ha merecido un crédito es 708.