6 años de cárcel para maestro latino por preparar bombas en hogar del Bronx y pagar a alumnos por ayuda

Le aguarda otro juicio por sexo con una menor; su hermano gemelo será sentenciado a fin de mes

Christian Toro, un ex maestro de secundaria en Harlem que buscó la ayuda de estudiantes para fabricar explosivos, fue condenado a casi seis años de prisión.

Christian y su hermano gemelo Tyler Toro (28) fueron arrestados el año pasado por guardar materiales para fabricar bombas en su apartamento en El Bronx.

En febrero de 2018 la policía incautó materiales para fabricar bombas en el apartamento de Pelham Bay, incluyendo polvo explosivo, una tira de magnesio metal y una caja de fuegos artificiales, entre otros ingredientes usados para fabricar bombas incendiarias .

Durante una búsqueda en el apartamento de los hermanos Toro, los agentes federales también encontraron un frasco con gasolina y espuma de poliestireno mezclados.

Los abogados de Christian Toro argumentaron que no estaba tratando de construir un artefacto explosivo para un “propósito infame” y que él y su hermano estaban fascinados con los fuegos artificiales y las armas, gusto que heredaron del amor de su padre por los festejos del 4 de julio.

Pero ese argumento no logró ganarle al juez de distrito Richard Berman, en la corte federal de Manhattan, quien le dictó 70 meses de cárcel, sentencia muy por encima del rango de las pautas de 37 a 46 meses, comentó New York Post.

Los federales también dijeron que Christian Toro pagó a estudiantes menores de edad en “Harlem Prep High School” $50 dólares por hora para eliminar el polvo explosivo de los fuegos artificiales, y que tuvo una relación sexual con una alumna de 16 años.

Toro también le envió un mensaje de texto a la joven y una vez la convenció de que considerara una amenaza de bomba en la escuela, de acuerdo con los documentos de la corte.

Adicionalmente enfrenta violaciones legales y cargos en la Corte Suprema de El Bronx debido a su conducta sexual con la alumna.

Su hermano Tyler Toro está programado para ser sentenciado el 29 de mayo.