Nueva York recuerda a transgénero que murió en manos de ‘La Migra’

La hondureña Roxsana Hernánez estaba detenida en un centro de detención de ICE y fue llevada a un hospital de Nuevo México donde falleció
Nueva York recuerda a transgénero que murió en manos de ‘La Migra’
Roxsana Hernánez,

NUEVA YORK.- Una amplia coalición de organizaciones defensoras de los derechos civiles y de activistas trans, recordaron este martes en Nueva York, a Roxsana Hernández, la transgénero que murió el 25 de mayo de 2018, mientras estaba bajo la custodia de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

El Centro de Bienestar LGBTS Oasis Latino, TrIP Queens, Make the Road New York, Staten Island L’Unicorns y la iniciativa de Mujeres Dominicanas, promovieron en la mañana una demostración y posterior rueda de prensa en las escalinatas de la alcaldía y, por la tarde, una vigilia en Times Square.

“Las comunidades transgéneras continúan enfrentando violencia transfóbica dentro y fuera de los centros de detención de inmigrantes. La violencia contra los detenidos LGBT y los solicitantes de asilo en los centros de detención debe cesar de inmediato”, declaró Elizabeth Marie Rivera, organizadora del Centro de Bienestar Oasis Latino.

Rivera dijo que las acciones, son parte de las actividades locales en el marco de la Semana de Acción Nacional #JusticeforRoxsana, para recordar a Hernández, de 33 años de edad, quien era originaria de Honduras y había solicitado asilo en Estados Unidos.

“Continuaremos exponiendo a la luz pública la historia de Roxsana y protegiendo las vidas de todas las comunidades trans y queer y las vidas de todos los inmigrantes, junto con las noticias actuales del sexto niño inmigrante muerto en un centro de detención”, agregó Rivera, “Roxsana Hernández era nuestra hermana y fue una injusticia que ella muriera de esta manera. No es justo que huyera de Honduras en busca de una vida mejor y sin embargo su vida terminó en un centro de detención”.

La organización Trans Queer Liberation Movement (TQLM) ha servido de enlace con varias organizaciones y grupos a nivel nacional que luchan contra la discriminación en todos los niveles de la comunidad transgénera y en particular para crear conciencia, en el caso de Hernández, por su muerte mientras estaba en un centro de detención de ‘La Migra’.

El sonado caso

Hernández había viajado desde Honduras en una de las caravanas de inmigrantes que parten desde Centroamérica, luego de atravesar Guatemala y México. En el trayecto, Hernández contó que se fue de su casa porque las pandillas continuaron amenazándola, cuatro meses antes de unirse a la caravana, la transgénero dijo que había sido violada por cuatro pandilleros de la MS-13.

A principios de mayo hasta el área fronteriza de Tijuana, desde donde cruzó y solicitó asilo, pero fue retenida en Centro Correccional del Condado de Cibola, una prisión federal localizada en el pueblo de Milan, Nuevo México, que más tarde se conoció es administrado por CoreCivic, una de las compañías de prisiones privadas más grandes de los Estados Unidos, que opera bajo contratos con ICE.

Según ICE, Hernández murió el 25 de mayo de 2018 en un hospital de Albuquerque, donde había sido trasladada más de una semana antes con síntomas de neumonía, deshidratación y complicaciones asociadas con el VIH. De acuerdo a la agencia federal, la causa preliminar de la muerte fue un paro cardíaco.

Resultado de la autopsia independiente

El informe de la de autopsia independiente firmado por el Dr. Kris Sperry, un patólogo forense de Georgia, encontró que Hernández tenía “hematomas profundos” en la pared torácica y “contusiones profundas que se extendían en la espalda”, reportó en su oportunidad MSNBC News.

El experto detalló que la causa de la muerte probablemente fue una complicación grave de la deshidratación combinada con las complicaciones del VIH. El informe señaló además que, según otros detenidos, Hernández tenía diarrea severa y vómitos, pero no recibió tratamiento médico durante días, lo cual contrasta con lo que estableció ICE.

La autopsia independiente también encontró que Hernández parecía haber sido maltratado físicamente antes de morir. Sufrió lesiones indicativas de golpes, patadas y posibles golpes con un objeto contundente. El informe también encontró que tenía hematomas profundos en sus muñecas debido a las lesiones de las esposas.

ICE: acusaciones son falsas

Danielle Bennett, portavoz de ICE, dijo que la agencia no puede hablar sobre la validez de la autopsia independiente, pero comentó que las acusaciones de que Hernández había sido objeto de abuso bajo la custodia de la agencia eran falsas.

“En ningún momento el personal médico que atendió a la señora Hernández en el Hospital General Cibola o en el Centro Médico Lovelace, plantean problemas de sospecha de abuso físico”, dijo Bennett en un comunicado, publicado en varios medios del país.

Repercusión nacional

Dadas las circunstancias que rodearon la detención y posterior muerte de la transgénero Roxsana Hernández, hay todo un movimiento nacional que busca que ICE dé explicaciones que esclarezcan el hecho. En ese sentido, un grupo de senadores demócratas vienen presionando a la agencia federal.

La senadora Kamala Harris de California, y los senadores Tom Udall y Martin Heinrich de Nuevo México, firmaron una carta para exigir que las autoridades de inmigración divulguen documentos sobre el caso de Roxsana Hernández.

Los senadores argumentan que los funcionarios habían violado los requisitos de información del Congreso al no hacer públicos los documentos.

El documento enviado por los senadores hace constar que el Congreso exige que ICE emita un informe inicial, para divulgación pública, sobre cada muerte bajo su custodia dentro de los 30 días posteriores al fallecimiento y de manera similar, haga público un informe final dentro de los 60 días, escribieron los senadores.

Los senadores también solicitaron documentación relacionada con los materiales de capacitación sobre el cuidado de personas transgénero bajo custodia.