Oye la llegada de la Policía, asesina a su novia embarazada y después se suicida

Oriana Arcos había conocido el sexo del bebé hace pocos días

Un hombre de Nebraska desistió de sus sueños familiares al asesinar a su novia embaraza antes de quitarse la vida de un disparo.

La Policía de Norkfolk declaró como asesinato-suicidio la escena encontrada  en un apartamento  del 1406 Country Club Road. Los agentes llegaron al sitio antes de las 10:10 a.m. del martes después de una llamada al 911.

Las autoridades entraron al lugar al obtener una llave ya que no pudieron entrar en contacto con los habitantes. Una vez abrieron la puerta se oyeron dos disparos. Según los agentes, Marquise Edwards, de 23 años,  se quitó la vida después de asesinar a su novia Oriana Arcos, quien tenía unos seis meses de embarazo y hace poco había conocido el sexo del bebé.

“Oriana fue declarada muerta en la escena. Marquise todavía estaba vivo, pero en mal estado”, dijo Don Miller, capitán de la Policía.

Problemas desde el fin de semana

De acuerdo con el Norfolk Daily News, las autoridades recibieron tres llamados el fin de semana concernientes a la pareja. La primera llamada fue el sábado a las 4:02 p.m.por un disturbio doméstico. Ese mismo díal alguien llamó a las 7:29 p.m. preocupado por el bienestar de una mujer de 23 años.

Finalmente, la madre de Arcos llamó el domingo y denunció que el novio había entrado al apartamento a la fuerza lo que obligó a Arcos a encerrarse en el baño.

Se desconoce si hubo arrestos o se emitieron citaciones cuando la policía fue a ese domicilio.